Algo que Ver: XXY

dijous, 21 d’abril de 2011


Título: XXY
Año: 2007
País: Argentina, Francia, España
Género: Drama, homosexualidad,
Duración: 91 minutos
Director: Lucía Puenzo
Productor: Luís Puenzo, José María Morales
Escrita por: Lucía Puenzo, Sergio Bizzio
Reparto: Ricardo Darín, Valeria Bertuccelli, Germán Palacios, Carolina Pelleritti, Martín Piroyansky, Inés Efron
Música: Andrés Goldteinn, Daniel Tarrab
Fotografía: Natasha Braier

Sinopsis: “Alex es una adolescente de 13 años que esconde un secreto: es hermafrodita. Poco tiempo después de nacer, Kraken y Suli, sus padres, decidieron dejar Buenos Aires para instalarse en una cabaña de madera aislada del mundo; su objetivo siempre fue que Alex creciera sin los prejuicios del entorno, protegida y feliz, y que al alcanzar la pubertad pudieran decidir juntos qué camino seguir. Ese día llegó: en el comienzo de nuestra historia, los padres de Alex reciben a una pareja de amigos que vienen desde Buenos Aires con su hijo de 16 años, Álvaro. Las mujeres fueron amigas íntimas en el colegio, pero ya no tienen nada en común, sus esposos se detestan, y sus hijos están en esa edad en la que uno vive casi constantemente en un estado de excitación...”

Algo que decir: A grandes trazos, XXY es una historia sobre aceptación, a nivel personal y también de entono. Alex no es el único personaje en XXY con problemas, si bien el suyo sirve de puente para introducir todos los demás: por un lado se encuentran su padres, Kraken y Suli, demasiado preocupados por el futuro y bienestar de su hija, creen poder protegerla de lo que se le viene encima cuando son ellos mismos quienes no se encuentran preparados; por otro los visitantes, un matrimonio todo fachada que esconde graves problemas de comunicación entre ellos: la madre una esposa sumisa y cumplidora, el padre un hombre dominante, eminente cirujano plástico y clásico adicto al trabajo que da de lado a su familia; el hijo, Álvaro, atraviesa una etapa de confusión respecto a su condición sexual, se siente constantemente reprimido por el carácter severo y tajante de su padre que lo presiona para que “se haga un hombre”, y la estancia junto a Alex y su familia no hará sino poner de manifiesto todos sus fantasmas.

No voy a mentir: no me siento especialmente inspirada en este momento, escribo sobre XXY porque es, en efecto, una MUY buena película y me apetece recomendarla, pero no voy a extenderme más en la reseña ya que confieso que hace bastante tiempo desde que la vi y no quisiera que me fallara la memoria y decir tonterías que no tuvieran nada que ver con el tema… también, lo cierto es que yo por aquel entonces la descubrí investigando sobre el tema de la identidad sexual para un trabajo que hacía para clase, y bien es cierto que ya hice una reseña sobre ella para dicho trabajo, pero si la usara destriparía el argumento entero, lo cual me parece feo.
El caso es: yo la recomiendo,  me parece una buena historia, con un muy buen reparto, y una fantástica producción. A mí me gustó muchísimo, y eso que en un principio no esperaba gran cosa de ella (cosa fea de decir, pero una es así de sincera). Vedla!

Para hacer boca:

0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada