En la Red: Concurso de Reseñas en Librosyliteratura.com

dijous, 6 de desembre de 2012

¡Buenas!

Hace unos pocos días recibí un mail de los amigos de Libros y Literatura informándome de su existencia y de la del concurso de reseñas literarias que próximamente pensaban celebrar. Fue una bonita sorpresa por varias razones: en primer lugar por la ilusión considerable que me hizo que, sin yo buscarlo, un alma caritativa de la bloggosfera se interesara por éste pequeño pedacito de la red que ocupa Picnic Series... (de veras: gracias!); en segundo porque el equipo de redactores del blog publica una gran cantidad de artículos, cada cual con su particular estilo y enfoque, cubriendo un muy amplio abanico de géneros literarios capaz de satisfacer a todos los lectores y aunque no siempre encuentre el tiempo o las ganas de comentar no se me termina la lectura con ellas; y finalmente, porque, bueno: el concurso de reseñas me parece francamente interesante y tanto si me llevo algo (que no creo, vamos) como si no, puede ser toda una experiencia.



Me ha costado mucho escoger una reseña para participar en el concurso, y es que a pesar que considero mi blog más literario que otra cosa, también creo que las que podrían ser mis mejores críticas apuntan más al 7º arte: misterios de la vida, supongo!
Descubrí al hacer balance de mis recensiones literarias del último año que un 90% de ellas han sido no propiamente negativas, pero sí bastante críticas en su contenido. Soy una lectora extremadamente exigente, lo cual no significa que me cueste leer autores o géneros diversos (casi al contrario), sino que incluso cuando realmente disfruto de una lectura juzgo preciso no limitarme a ensalzar sus aciertos sino a compartir aquello que interpreté como defectos. Lo considero una forma quizás polémica de incurrir en la blogosfera literaria, un mundillo donde de entrada todo el mundo se aprecia y valora permanecer lo más políticamente correcto posible, pero también creo que una reseña en la que sólo se dicen cosas buenas no aporta gran cosa de cara a quien la lee y decide en base a ella adquirir, o no, ése libro.


Entre una cosa y otra, y después de darlo todo y meter la pata hasta el fondo eligiendo en primer lugar una crítica de 2011 y en consecuencia, ya caduca para esta edición, decidí con gran esfuerzo subir al estrado mi reseña de Tarántula. La elección es debida a varios motivos, quizá el principal que forma parte de ese pequeño 10%, la excepción que confirma la regla, de lecturas que consiguieron convencerme completamente, desde la trama al estilo, al ritmo, y al desarrollo de personajes.
Por otro lado: se trata de una novela que no me llegó recomendada por terceras personas, ni tan solo conocía su existencia antes de dar con ella de pura casualidad a pesar que su adaptación cinematográfica fue considerablemente célebre, y eso me pareció algo bastante extraño. La sorpresa fue mayor al leerla y descubrir en ella una pequeña joya, de poquitas páginas pero realmente brillantes; entonces, ¿por qué no la conoce ni Cristo? Me pareció una auténtica lástima, así que el concurso de reseñas suponía la forma perfecta de hacerle algo de publicidad: las buenas novelas merecen ser conocidas.
Finalmente: a pesar de que la temática y estilo son radicalmente distintos, encontré en ella cierto parecido con Nada, de Janne Teller, que reseñé algún tiempo antes y fue la que quise presentar al concurso sin darme cuenta de que por la fecha de publicación la reseña quedaba fuera de plazo... tienen, de algún modo, cierto parecido intrínseco en las sensaciones, la impresión que generan en el lector. No es ni la más polémica ni quizá la mejor, me resulta complicado juzgar eso sin dejarme sencillamente influir por mi propia opinión acerca de los libros a que cada una de mis recensiones referencia; pero en cierto modo encontré "justo" que Tarántula tomara el lugar de Nada en éste evento.

Bueno, la parte que os interesará: los ganadores del concurso serán elegidos paralelamente por un jurado profesional y por votación popular a través de la aplicación del concurso en Facebook. El total de premios, a repartir entre los vencedores de las distintas categorías, asciende a un total de 230 libros y dos ereaders.
Consultad las bases en Libros y Literatura para más información! :)

Algo que Leer: Porcelain

dimecres, 28 de novembre de 2012

Título: Porcelain
Autor: María Llovet
Idioma original: Español
País: España
Editorial: Norma Editorial
Primera Edición: 2012
Número de Tomos:  1
Género: Novela Gráfica, Comic, Juvenil, Surrealismo
ISBN: 9788467910520

Sinopsis:  
"La inmadura y despreocupada Beryl es atrapada por la Dollhouse, una casa de muñecas errante que en realidad es un ente vivo; sus pasillos, Eros y Thanatos, se entrecruzan creando un laberinto imposible y cambiante, transformando la realidad en mentiras para servir a la Escultora, la enigmática titiritera que intentará convertir a Beryl en una muñeca de porcelana
'Porcelain' es en realidad la lucha de Beryl por tumbar las barreras creadas por su propia mente y mantener viva su imaginación, persiguiendo sus fantasías y sus sueños."

Algo que decir:

Obra más reciente de Maria Llovet, de quien yo sólo conocía hasta el momento la fantástica Eros/Psyche y que, como pasara en su día con ésta, me entró por los ojos en cuanto la vi pero no me decidí a adquirirla en el Salón del Manga, que es donde me crucé por primera vez con ella, porque la edición es carilla... Sí: es carilla; lo cual no significa ni de lejos que desmerezca un solo céntimo de lo que cobran por ella porque lo cierto es que es una edición muy bonita y cuidada: el papel de dentro es satinado y con buen gramaje, la consistencia de las cubiertas es la adecuada para cumplir debidamente su función (parece una tontería, pero la experiencia de otras editoriales con cubiertas que parecen hechas de papel de váter reciclado tras su uso nos demuestran lo contrario) y son sencillamente preciosas: los colores de la ilustración (maravillosa) se ven muy vivos sobre el fondo mate, y el detalle en rojo brillante del cordel trazando una telaraña alrededor de Beryl, junto al título en ligero relieve le termina de dar el toque.
El caso es, que pasó mi cumpleaños hace pocos días (el 16 de Noviembre, felicitadme el año que viene~!) y mi hermana y cuñado me lo regalaron, ¿no son majos? :) La verdad que sí, porque es el tipo de comic que por mí misma me cuesta comprar, aunque considere que tanto la historia como la edición merecen la pena, porque siendo sinceros... soy un poco de la virgen del puño. Lo confieso, no vale la pena mentir.

Porcelain es una obra realmente única, con el sello estilístico inconfundible de la autora y un millón de referencias más o menos detectables. La historia recuerda a simple vista, tras leer la sinopsis, a algún tipo de revisión del clásico Alicia en el País de las Maravillas [Alice in Wonderland] pero al penetrar en la trama se descubre mucho más: el universo surrealista de la Dollhouse pasa por la thermomix la estética característica victoriana con claras influencias steampunkeras y hasta, diría, art déco, que le confieren ese estilo tan característico a medio camino entre lo romántico y lo kitsch. A nivel de historia, puede que sea cosa mía pero finalmente lo encontré mucho más parecido a la historia de Caperucita Roja [Red Ridding Hood] que a Alicia: me refiero a la primera versión oral de ése cuento "infantil" que todos conoceremos, leyenda oral cruenta del s. XVIII y donde no aparecía ningún leñador caído del cielo para salvar a la niña... en ésta primera versión, caperucita encontraba al lobo en una encrucijada del camino y éste le preguntaba qué camino iba a tomar, "¿el camino de las agujas, o el camino de los alfileres?"... el camino de las agujas era el más corto para llegar a casa de la abuelita, pero también era el más duro, de modo que la pequeña eligió el camino más sencillo aunque tuviera que caminar algo más; huelga decir que en ese tiempo de más que Caperucita tardó en llegar a casa de la abuela el lobo se la merendó. Pero a lo que íbamos: con el tema de los dos caminos Eros y Thanatos que Llovet presenta en su obra, enseguida me acordé de ésta versión de Caperucita distinta a la habitual, y que en su día conocí a través de la película Jin-Roh: The Wolf Brigade. Axel, el chico que Beryl encuentra dentro de la Dollhouse está emperrado en dar vueltas y más vueltas por Eros, el cual yo relaciono con el camino de los alfileres: el camino seguro; pero Beryl no tarda en darse cuenta de que, probablemente, salir de la Dollhouse requiera de asumir riesgos y tomar el camino difícil... la sinopsis habla de mantener viva la imaginación, de perseguir las propias fantasías y sueños, pero yo veo ahí algo así como la elección consciente de una joven que deja de ser niña, para convertirse en adulta y salir al mundo. No lo sé, quizá estoy sacando mis propias locas conclusiones.

La mezcla estilística y referencial de Porcelain se completa con la clara influencia de las muñecas de bescuit articuladas por esferas tan características de finales del s. XIX, nacidas de forma más o menos paralela en Alemania y Francia... y un más que evidente guiño a la Pupe de mi amadísimo Hans Bellmer, escultor alemán cuya obra supuso un signo de rebeldía en oposición al fascismo del gobierno nazi (hecho que lo forzó a escapar de Alemania a Francia, donde se codeó con los surrealistas, en 1938).
Y, bueno... salvando las distancias, hubo también algunas cositas que me recordaron mucho a la obra del amigo Suehiro Maruo. Estoy segura de que quienes lo hayáis leído sabréis a qué me refiero.

Como "curiosidad", el volumen incluye a modo de extra 14 páginas (que a doble cara son 28) con ilustraciones, esbozos de las portadillas y de las letras del título, pruebas de diseño de personajes, y fragmentos que finalmente fueron eliminados de la trama. Es interesante ya que te aportan una visión algo más completa y, aunque esas subtramas se terminaran por eliminar al final, no deja de haber fragmentos entrañables que me hubiera encantado poder leer como parte de la historia y agradezco tener ocasión de conocer aunque sea de forma paralela a ésta.

En definitiva. Si todavía no conocéis Porcelain, realmente no me explico a qué estáis esperando: María Llovet la publicó online en las redes sociales y también en su blog, de modo que podéis echarle un ojo, o mejor dicho leérosla entera, antes de convenceros de que necesitáis verla en vuestra estantería.

Booktrailer:
 

Algo que Ver: Colorful

dimecres, 21 de novembre de 2012



Título: Colorful
Año: 2010
País: Japón
Idioma: Japonés
Género: Animación, Drama, Juvenil
Duración: 127 min
Director: Keiichi Hara
Escrita por: Miho Maruo
Producción: Fuji TV, Sunrise, Densu Inc, Aniplex, Sony Music Entertaniment y Toho
Estudio de Animación: Ascension
Música: Ko Otani
Fotografía: Koichi Yanai

Sinopsis: "¡Felicidades, te ha tocado la lotería! ¡Has muerto en pecado, pero te vamos a dar una segunda oportunidad!" informa un ángel a un alma que acaba de morir. A continuación, el alma es colocada en el cuerpo de Makoto Kobayashi, un muchacho de 14 años que acaba de suicidarse. Guiado por el caprichoso espíritu Purapura y sin ningún recuerdo de su pasado, el alma deberá averiguar cuál fue el gran pecado que cometió en su vida anterior antes de que se agote su tiempo en el cuerpo de Makoto. Inmerso de lleno en su nueva vida, en un principio no comprende qué pudo llevar al límite a Makoto, pero poco a poco va descubriendo las excentricidades de su familia y amigos a la vez que comienza a comprender el verdadero propósito de la misión que le ha sido encomendada." 

Algo que decir:
Basada en la novela homónima de Eto Mori, Colorful es la ampliamente galardonada y más reciente aportación del aclamado director Keiichi Hara, padre de El Verano de Coo [Summer Days with Coo], así como varias películas de Shin Chan y Doraemon.
Las primeras imágenes de la película nos sitúan a las puertas del purgatorio. Un espíritu acaba de llegar y a través de sus ojos conocemos a Purapura, un personaje envuelto en ambigüedades que lo informa de que una nueva oportunidad le ha sido concedida para regresar a la vida. El espíritu duda: no conserva recuerdos de su pasada vida pero, ¿desea volver allí abajo?... pero la decisión, le transmite Purapura, viene de arriba, de modo que no está en manos de ellos decidir si acepta o no el regalo.
El espíritu es transferido al cuerpo de Makoto, un chico 14 años que se acaba de suicidar, y despierta en el hospital rodeado de su nueva familia. Comenzará así un período de prueba de seis meses dentro de la piel de Makoto, durante el cual deberá averiguar cuál fue el terrible pecado que cometió antes de morir.

Colorful es una película de argumento escueto, en la cual prácticamente podría decirse que la narración transcurre a un ritmo de tiempo real. El acoso escolar, el ausentismo paterno, la prostitución juvenil, la infidelidad, la soledad, la culpabilidad, la ira... alrededor de un recién llegado Makoto toda una suerte de personajes se enfrentan a sus propios fantasmas pintando el retrato de una sociedad enferma que, de algún modo, encuentra en los demás lo necesario, llámenlo esperanza, para salir adelante. Colorful es un relato de auto superación y de aceptación.

"La gente no se compone de un solo color, sino de muchos diferentes. No hay nada de malo en eso. Colores bonitos y colores feos...es simplemente que nadie sabe cuáles son sus verdaderos colores."

La calidad de la producción no reside en la sorpresa, pues uno viene adivinando el final desde prácticamente el primer fotograma; no tiene personajes que te enamoren (es más: la mayoría son francamente repelentes), pero precisamente por eso hay mucha verdad en su argumento: cuenta lo que cuenta sin adornos o florituras. Me parece una muy buena película y recomendable, pero sí advierto que aunque mantiene cierta tensión no es el tipo de producción al gusto de todos: el ritmo es lánguido y carece de acción, cada escena te tiene deseando que ocurra algo que te sorprenda en la que sigue, pero esa sorpresa no termina de llegar nunca. No la calificaría de aburrida, pero sí es el tipo de película que consigue alargar los minutos, no sé si me explico.

Para hacer boca:

Algo que Leer: La Niña de las Tinieblas

dimecres, 31 d’octubre de 2012


Título: La Niña de las Tinieblas [The Little Girl Who Lives Down the Lane]
Autor: Laird Koening
Idioma original: Inglés
País: EUA
Editorial: Licencia editorial para Círculo de Lectores, cedida por Editorial Pomaire
Primera Edición: 1975
Traducción: Sebastián Martínez y Luis Gil Cubierta
Número de páginas: 230
Género: Juvenil, Misterio, Thriller
ISBN: 9788422606801

Sinopsis:
"Rynn Jacobs tiene trece años el verano que ella y su padre se trasladan desde su Inglaterra natal a vivir a un pueblo pequeño en la costa de los Estados Unidos. Él es un poeta famoso que ha criado a su hija aislándola de aquellos que "pretenden decirte cómo vivir", consiguiendo que la pequeña sea mucho más autosuficiente que cualquier otro niño de su edad.
Los Jacobs alquilan la casa del final del sendero, porque a Rynn la enamoran las zinnias y el colorido del jardín al final del verano, y el hecho de que la casa se encuentre algo aislada del pueblo no parece importarles.
Sin embargo, distintos peligros rondan a la pequeña Rynn, el peor de todos la familia Hallet, que les ha alquilado la casa. La madre es una metomentodo que no deja de incordiar a la pequeña, porque en realidad está muy arrepentida de haberles dejado la casa... Es consciente de que el padre de la niña está mucho tiempo extrañamente ausente, sabe que su hijo siente una malsana atracción por las jovencitas, y le preocupa que Rynn, con su belleza de adolescente, pueda desencadenar una desgracia.
La consigna que Rynn ha recibido de su padre es "haz lo que tengas que hacer para sobrevivir" y, sin lugar a dudas, está capacitada y dispuesta a cumplirla."

Algo que decir:
Casi a última hora, decidí presentar una reseña de éste libro en lugar de la que había prometido sobre It, algún tiempo atrás cuando me inscribí al reto de Halloween propuesto por InésM en su blog Inés y sus libros. El reto consistía en publicar a lo largo del 31 de Octubre aprovechando la noche de brujas una reseña sobre algún libro con cierto ambientillo y yo me animé muy rápido con el libraco del amigo Stephen King, pero lo cierto es que luego no tuve apenas tiempo para dedicarme a leer... y es que estoy en esa etapa tan entrañable en que te levantas a las 6 de la madrugada y no regresas a casa hasta las 22, algo así como medio muerta y, bueno... no sirve mucho como excusa, pero sí es también una parte importante del motivo de que no pudiera terminar el libro a tiempo el hecho de que es TAN gordo, que me resulta imposible trajinarlo en el bolso: me lo llevé en un par de ocasiones para leer en el metro y en los ratos muertos, pero aparte del bulto que hacía y que no me cabía nada más si lo llevaba, empezó a darme miedo que se dañara con tanta ida y venida así que finalmente deseché la idea de convertirlo en libro-viajero.
En fin! A lo que íbamos: no me ha dado tiempo de terminar It, ni de lejos. Quiero leérmelo con calma, disfrutarlo porque bien lo merece, y ya hablaré de él próximamente.

La Niña de las Tinieblas es un libro muy especial para mí, de modo que en realidad estoy contenta de haber encontrado en la presente la ocasión perfecta para hacerle un huequito en el blog.
Di con él hace ya bastantes amos, de pura casualidad, en una etapa mía en que no leía, sino que devoraba libros, con lo cual continuamente me estaba quedando sin material nuevo y terminé acudiendo a la biblioteca materna: mi madre siempre ha sido muy del palo también, de hecho fue ella quien desde pequeña me inculcó el gusto por la lectura (infinito agradecimiento)... en fin, eso, que rescaté ésta joyita que andaba perdida entre las filas más rezagadas y, vaya usté a saber por qué motivo, me dio por leérmelo. Y lo de la motivación es realmente una incógnita a tener en cuenta, básicamente porque ésta es una de esas ediciones antiguas de antes de que se popularizara la amiga sinopsis, de modo que debió ser por fe mía de la época, a saber!
El caso es, que tal como lo abrí me quedé enganchada, casi literalmente, y no pude soltarlo ni para ir al baño hasta que terminé con él: es una de esas historias que no destacan por la complejidad de su trama, ni por la multitud y variedad de personajes, ni por lo trepidante de su desarrollo... pero que encuentran el modo de secuestrarte. Creo que la clave reside en el modo en que el autor juega con la atmósfera de la historia: La Niña de las Tinieblas te atrapa lentamente y con discreción, la trama se desenvuelve lánguidamente, consiguiendo el punto justo de tensión y sin terminar de retirar del todo en ningún momento ese velo de misterio tan característico... y tú sigues leyendo, esperando que ocurra "algo" que nunca termina de llegar y que, de repente, haga encajar todas las piezas.

Es complicado contagiar el entusiasmo por un libro así a terceras personas. Lo sé de primera mano, y es que lo intenté reiteradamente en su día: lo presté en dos ocasiones, a personas distintas, y no dejé de indignarme por el hecho que ni una ni otra le dieron siquiera una oportunidad antes de aparcarlo a la pila de los "paluegos", con mi consiguiente berrinche posterior para conseguir que me lo devolvieran pues, claro, como no se lo habían leído todavía eones después...
Es curioso porque, efectuando la investigación de rigor (que sí, la hago, aunque luego me la f*lle) previa a la reseña del libro, me sorprendió en primer lugar que no circula demasiada información acerca de éste título ni de su autor; son bastante desconocidos y, mira tú por donde, la poca gente que encontré comentándolo por la red contaba su experiencia descubriendo el libro en circunstancias parecidas a las mías, en plan "encontré este libro perdido entre la colección de mi madre, por pura casualidad me lo leí y, contra todo pronóstico, se convirtió en uno de mis favoritos". Me hizo casi ilusión, ya que debido a mi aparente incapacidad para contagiar las ganas de leerlo, me sentía como incomprendida, me indignaba estar enamorada de algo que no conocía ni Cristo, y por lo cual no conseguía que nadie se interesara... Bueno, por lo menos ahora veo que no soy la única, y es que aunque mal de muchos sea consuelo de tontos, me da un poco igual: da gusto sentirse acompañada!

Como conclusión lógica: recomiendo muy encarecidamente ésta lectura. Estoy (casi) segura de que no defraudará, y me alegraré mucho si al terminarla me contáis qué os pareció.

También: en 1976 se estrenó de la mano de Nicolas Gessner la adaptación cinematográfica, homónima en EUA y traducida, de forma más literal que en su predecesora literaria, La Muchacha del Sendero en España. Todavía no tuve ocasión de verla, el reparto suena interesante pero desconozco qué tal resultó a la práctica. 

Para hacer boca (fragmento extraído de una página al azar):
"…
Rynn se apartó de la silla de Mario y fue hasta la chimenea.
-Nunca se está menos ocioso que cuando se está totalmente ocioso, ni menos solo que cuando se está totalmente solo -no parecía tanto estar hablando con él como tratando de reconfortarse ella.
Mario, examinando el hueso de la costilla, se encogió de hombros para demostrar que no estaba impresionado.
-Eso lo dijo Cicerón -explicó ella.
-¿Sí? Bueno, no te pregunté lo que dijo Cicerón. Te pregunté por ti.
-Cicerón y yo estamos de acuerdo.
-¿En cuanto a estar sola?
-Así es.
Mario se volvió a medias en su silla. La chica lo estaba mirando. 
-No estoy muy seguro de que eso sea normal.
-Quizá no lo sea para ti.
-¿Y si estás aquí sola y pasa algo?
-¿Como qué?
-Cosas. Pueden pasar cosas. Como le pasó a esa vieja en Sag Harbor, a la que hallaron estrangulada con una media.
Mario miró a la chica, para ver si sonreía. No había sonrisa en el rostro blanco que contemplaba el fuego. Él fue hasta la ventana delantera y miró la oscuridad, por entre las cortinas.
..."