Crónica: 32 Salón Internacional del Cómic de Barcelona

dimarts, 20 de maig de 2014

EL SALÓN DEL CÓMIC CONSOLIDA LA CIFRA DE 106.000 VISITANTES EN SU EDICIÓN MÁS GUERRERA

El 32 Salón Internacional del Cómic de Barcelona, organizado por FICOMIC, cerró esta tarde sus puertas habiendo recibido 106.000 visitantes. La cifra final consolida el impacto del certamen. “Una cifra de visitantes muy importante cuando se tuvo que competir con el fútbol la tarde del sábado”, ha señalado Carles Santamaria, director del Salón del Cómic y deFICOMIC. Santamaria ha asegurado que, desde la organización, “estamos satisfechos por la gran participación de público en las actividades en una edición que ha batido récord de espacio”.

“La macro exposición Cómics en guerra, con 554 ilustraciones originales que incluía escenografías de recreación histórica, ha tenido una gran repercusión. Seguiremos trabajando en una programación variada que satisfaga tanto a los aficionados como al público en general”, ha señalado el director del Salón.

Coincidiendo con el centenario del inicio de la Primera Guerra Mundial, el Salón del Cómic dedicó su edición de este año a las viñetas bélicas con una macro exposición titulada Cómics en guerra en la que podía contemplarse un número de originales de récord: más de 550 ilustraciones la conformaban, entre ellas, algunas realizadas por prisioneros de campos de concentración. En esta muestra, que ocupaba el pabellón 1 de Fira Montjuïc, se recreaba el ambiente de época gracias a diversas asociaciones de recreación histórica provenientes de toda Cataluña, así como vehículos de combate e incluso un tanque. Durante los cuatro días del certamen, además, se organizaron diversas mesas redondas y talleres sobre el tema, en las que participaron autores de la talla de Joe Sacco, Brain Azzarello, Ramon K. Pérez o Paco Roca.

Además de rendir tributo a la viñeta bélica, esta edición del Salón del Cómic celebró los aniversarios de Batman, Lobezno y Popeye, con exposiciones centradas en estos personajes. El humor gráfico estuvo una vez más presente a través de la exposición Por el derecho a sonreír, y el cómic inspirado en el día a día de sus autores también con la muestra Viñetas autobiográficas, en la que participaron desde Moderna de Pueblo hasta Miguel Fuster. El apartado expositivo lo cerraron las muestras dedicadas a los ganadores de la pasada edición del Salón: Purita CamposMiguelanxo PradoOriol Hernández y el fanzine Adobo.

Entre los invitados extranjeros destacó la presencia de Pia Guerra, Mike Carey, Manuele Fior, Paul Jenkins, R.M. Guéra, Audrey Spiry, Matt Peters, Bill Presing, Brian Azzarello y Eduardo Risso. Todos ellos participaron en numerosos talleres, mesas redondas y encuentros y estamparon dedicatorias a todos sus fans.

El inimitable historietista e ilustrador Miguel Gallardo, creador de Makoki y de cómics autobiográficos de la talla de María y yo, fue distinguido con el Gran Premio del Salón, mientras que el último cómic de Paco Roca, Los surcos del azar, se llevó el galardón a Mejor Obra de autor español, y El Libro de los insectos humanos, de Osamu Tezuka, al de Mejor Obra de autor extranjero. El de Autor Revelación, galardón patrocinado por la Fundación Divina Pastora, fue para Clara Soriano responsable de Colmado Sánchez, y el de Mejor Fanzinecorrespondió a Arròs Negre, mientras que el Premio del P&u acute;blico fue para Papel estrujado, de Nadar.

El 32 Salón Internacional del Cómic de Barcelona ha contado con el apoyo del Departamento de Cultura de la Generalitat de Catalunya, del Ayuntamiento de Barcelona, del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes y la Diputación de Barcelona. El certamen además colabora con el Departament d’Ensenyament de la Generalitat de Catalunya en el desarrollo de las actividades de carácter pedagógico del certamen, que una vez más estuvieron presentes, así como las entrevistas entre importantes editores y profesionales. Los medios oficiales del Salón han sido El Periódico de Catalunya, Máxima FM, Sàpiens i 8TV. Además ha contado con la colaboración de Carnet Jove, Fundación Divina Pastora y Sitges Festival Internacional de Cine de Catalunya y de la Universidad de Barcelona.













Lo mejor: bueno, para mi los Salones, ya sean del Manga o del Cómic, son una buena oportunidad de ir y pasar un buen rato, de ver a gente a quien hace tiempo que no veía, de dar una vuelta en un ambiente desenfadado y, si se da el caso, aprobechar y hacer algunas compras. En ésta ocasión lo mejor de todo es que conseguí (casi) terminar la colección de Full Metal Alchemist con la edición antigua, que lo iba dejando pasar y por fin me convencí que no podía esperar más... eso es lo mejor que he sacado de éste año, sí, ¿os parece poco? a falta del tomo 20 estoy ahora, que no lo tenían!
Las exposiciones me gustaron bastante, creo que había mucha cosa por ver, aunque quizá eché en falta un poco más de chicha en referencia a la segunda Guerra Mundial, que me pareció que estaba poco representada... pero en general bien, me gustó. Acerca del resto de expos, me quedo con la de Popeye, la de Purita Campos y las de Lobezno y Batman, las que más me gustaron! La del Corredor del Laberinto era muy impactante, tenía realmente muy buena pinta, pero no conseguí llegar a entrar en la jaula/ascensor porque la cola era ETERNA y no se movía apenas así que me quedará siempre la duda de cuál era la gracia de todo el tema...

Lo peor: no sé si eso es bueno o malo, pero me pareció ver el recinto muy vacío este año (?). Puede que fuera un efecto óptico, porque el espacio era más grande que en ediciones anteriores y la gente estaba como más repartida, pero supongo que entre eso y que realmente eché en falta algunos stands que habitualmente sí solían presentarse a esta convención, tube cierta sensación de que "faltaba algo en ese sentido". Pero lo que de verdad, enserio, fue lo peor es que no vendían nikumans en ningún sitio! D: No los vendían el año pasado? Debe ser que venía ilusionada después de lo agusto que me los comí por el Salón del Manga, pero me quedé con un antojo muy grande

En conclusión: no ha sido quizás mi Salón del Cómic favorito, pero en términos generales ha estado bien. Creo que todavía se podría sacar algo más de partido al nuevo recinto, pues la zona reservada a las exposiciones sobre el tema bélico estaba poco transitada, pero de todos modos la distribución me pareció mejor que en el del Manga, donde esa parte del salón estaba realmente vacía.

Éste año dejé un poco más de lado la cuestión de las fotos y me centré en el formato vídeo:
 Echadle un ojo al vídeo del Salón en mi canal Picnic Overdose!


FICOMIC ya está trabajando en el XX Salón del Manga de Barcelona que se celebrará del jueves 30 de octubre al domingo 2 de noviembre de 2014 en Fira Barcelona Montjuïc.

1 comentaris:

Saru ha dit...

También me pareció que estaba todo muy vacío, apenas había stands en los que mirar, las exposiciones estaban muy espaciadas... y tampoco hubo paradas de comida asiática, ciertamente D: yo también iba con el antojo...
No estuvo mal, me gustaron mucho las expos, pero me faltó vidilla en general.

¡Besos!

Publica un comentari a l'entrada