Algo que Leer: Henders

dimarts, 6 de maig de 2014


Título: Henders [Fragment]
Autor: Warren Fahy
Idioma original: Inglés
País: EUA
Editorial: Columna
Primera Edición: 2009
Traducción: Núria Parés Sellarès
Número de páginas: 453 pág
Género: Bio-thriller, Terror
ISBN: 9788466410816

Sinopsis:
"Fa 500 milions d'anys, un fragment del gran continent originari va separar-se de la resta i va seguir el seu propi rumb. Així es va crear Henders, una illa en ple cor del Pacífic a milers de quilòmetres de qualsevol costa habitada, una illa que ha desenvolupat unes regles pròpies amb un ecosistema particular: plantes ferotges, predadors exòtics, criatures terrorífiques, éssers inimaginables...

Immersos en l'enigma més extraordinari de la història de la humanitat, un grup de científics discuteix què cal fer amb aquest descobriment: ¿Han de destruir aquesta aberració o, al contrari, l'han de salvar? ¿Què passarà amb la Terra si entren en contacte aquestes noves espècies amb les que coneixíem fins ara? Però entre els diversos monstres de l'illa, els científics toparan amb una forma de vida intel·ligent que desafia totes les teories científiques elaborades fins al moment. Aquest descobriment transcendirà a l'esfera política i ho canviarà tot...

Entre El món perdut de Conan Doyle i Parc Juràssic de Michael Crichton, un bio-thriller electritzant d'última generació."

Y en Castellano:
"Un equipo de científicos llega a una desconocida isla. La isla de Henders se separó del resto del mundo hace cientos de millones de años, y desarrolló su propio ecosistema, de una agresividad nunca vista. Si una de estas criaturas consiguiera salir de la isla...seguramente destruiría todo el planeta. Henders es un intenso bio-thriller de ciencia ficción en el que hay cabida para la aventura, el peligro, la ciencia, la tecnología, el debate, la política, los intereses económicos, la amistad y el amor. Una novela para poner a prueba nuestra idea del mundo. ¿Qué haríamos si descubriéramos una especie, o varias, que puede ser utilizada como arma de destrucción masiva? ¿O si existiera la posibilidad de que nos barriera del planeta por superioridad de adaptación?"

Algo que decir:
Warren Fahy es un escritor y guionista americano cuya novela más conocida es esta, titulada originalmente “Fragment” y publicada en 2009. Fahy es nativo de Hollywood y algo así como un escritor vocacional: escribió su primera novela con 12 años y las dos siguientes a los 17, ganando con ellas diversos premios literarios locales; un portento que se dice.

Sobre Henders, Fragment, como prefiráis llamarlo, podría decir muchas cosas, pero la principal y más importante es que no me gustó. Es decir: no se trata de un "éste libro merece arder en el infierno" porque, hombre, tampoco es para tanto... pero me gustó suficientemente poco como para terminar con él, decir "venga, vamos a reseñarlo"... y no pasar de ahí, no reseñarlo jamás, porque me daba auténtica pereza y aunque sí tenía claro qué cosas quería decir al respecto ni tan solo tenía ganas de decirlas. No voy a echarle la culpa a Henders de mi bloqueo bloguero, porque tampoco es eso (risas), la culpa de eso es únicamente mía y de que supongo que pasé una etapa como bastante vaga (?). El caso es que terminé con él hace un buen puñado de meses, por allá a Noviembre si no voy errada, si desde entonces he ido acumulando libros a la cola para reseñarlos; algunos de ellos prestados, y que se han ido quedando aquí esperando su turno... lo siento, de veras, me siento un poco como una secuestradora bibliófila!

Quiero romper éste ciclo de silencio, enserio, así que como hace tantísimo que leí el libro que ya no podría opinar objetivamente, voy a limitarme a mis opiniones más básicas.

Warren Fahy es un apasionado declarado de la neurobiología; eso no me lo invento yo ni nada por el estilo: lo pone en la solapa del libro y yo me lo creo. Y esto lo cito, porque Henders tiene muchísimo de esto, de vomitar sus extensos conocimientos sobre el tema a lo loco, y en ese punto me resultó muy interesante: todo el tema de la mezcla y extinción de las especies, de las etapas de formación de los continentes, los debates científicos... bien, todo ese rollito científico está bien, porque me gusta este tema, y es que aunque no esté tan puesta en materia como lo está él a mi manera también me intereso por estas cosas y está bien poderlas leer explicadas por alguien que sepa de lo que habla. Pero bueno: estaría bien para una obra de divulgación, no? En el contexto de una novela, quizá era un poco demasiado, para mi gusto. Se ha comparado ésta novela con El mundo perdido de Conan Doyle y Parque Jurásico de Michael Crichton... para ser sinceros, no he leído ninguno de los dos, y eso que ambos rondan por casa, pero si alguien sí lo ha hecho y realmente cree que Henders es su hermano perdido... decídmelo, porque me ahorraré de leérmelos.

A su favor, diré que me gustó el planteamiento de la historia: el principio de la historia con un barco llegando a una isla remota donde "algo" ocurre y la nave desaparece, el salto en el tiempo hasta la actualidad con un grupo de científicos en un reality show que medio de casualidad terminan llegando a la isla... todo el tema del reality, sobretodo, tiene ese punto entre mundano y muy, muy cutre que te llama la atención; creo que el planteamiento estaba muy bien, así como todo el tema de la evolución de las especies que ya comentaba por aquí arriba, me gustaba bastante, creo que podría haberme convencido si luego no hubiera sido tan... drástico. Los habitantes de Henders era sencillamente demasiado: demasiado voraces, demasiado mortales, demasiado raros; para mí cruzaban la línea entre haber evolucionado hacia una dirección distinta al resto de especies y pertenecer a un planeta distinto. Fijaos, me costaba más creerme a cualquiera de los habitantes de Henders que la teoría según la cual resucitaban a los dinosaurios en Jurassic Park (la película; la novela ya dije que no la he leído todavía) o a los alienígenas de Alien, el octavo pasajero, que así como dato al aire soy muy fan. Ya como broche de oro, y atención que esto es espóiler: Hender y, bueno, los hendros en general, los animaletes buenos en toda esta orgía autodestructiva de la isla del mal... para mí son un gran NO, lo siento. Es como si todo fuera tan feo y tan malo que hay que poner algo radicalmente muy, demasiado incluso, bueno que vaya y les salve el culo a esta gente, venga, porque sí, porque no puedes sacarte un puñetero nuevo continente de la manga y que todo en él sea digno de gasearlo, porque queda mal. Y qué me decís de esos momentos épicos de "vamos a morir todos!" y en el párrafo siguiente nos da vergüenza vernos mutuamente el culete en las duchas? qué es esto? qué bajón de adrenalina, no? qué manera de follarse fulminar toda la tensión de la trama así de golpe con un chiste facilón!
Realmente me costó mucho de Henders, que no parecía conseguir un equilibrio entre el thriller y la comedia, no era una cosa ni era la otra, y tampoco encontraba un lugar cómodo entre ambas. Mezclaba momentos muy tensos, dramáticos incluso, se ventilaba a una decena de personajes y de repente te descolocaba con una situación aparentemente graciosa... aparentemente, porque las escenas "graciosas" eran un poco flojillas. Creo que en general habría mejorado el conjunto si se hubiera ceñido el discurso a un solo estado de ánimo; la mezcla al final sólo conseguía que ni las situaciones malas parecieran lo suficientemente malas, ni las situaciones buenas consiguieran resultar verdaderamente entrañables.

Acostumbro a dejar para el final aquello de si lo recomendaría o no y, en ésta ocasión, debo decir que no: no lo recomendaría. Supongo que, como todo, es un tipo de novela que tiene su público y me alegro de que así sea, enserio, pero yo no disfruté de la lectura y fue un verdadero bajón para mí descubrir que tiene secuela: Pandemonium. Quizá me la lea algún día, por no decir que dejé la saga a medias, pero supongo que va para largo la cosa porque no me he quedado con demasiadas ganas.

Para hacer boca (fragmento extraído de una página al azar):
"…
La Nell estava asseguda a les fosques a la sala d'estar, davant de la pantalla del televisor.
Un soroll vague ressonava en la llunyania quan va veure el monstre que l'observava a través del vidre.
Els seus dos grans ulls, que li sortien de les òrbites, estaven clavats en ella. Les pupil·les estaven alineades verticalment, i podien veure la noia sis vegades de manera simultània.
De sobte la Nell es va adonar que estava desperta, i que tenia els ulls oberts!
No ho estava somiant...
Un tigre aranya de noranta quilos estava assegut a la finestra, sobre la seva llitera de la Secció Tres.
La sobtada pujada d'adrenalina li va impedir cridar quan va reconèixer una de les coses que l'havia empaitat a la platja.
Va observar, petrificada, com aquell animal aixecava el cap i alçava les potes, preparat per atacar.
Un so semblant a un tret de canó va ressonar contra la gruixuda finestra de policarbonat quan l'animal hi va picar amb les potes, provocant una sacsejada a tot el laboratori.
Marejada per la commoció, la Nell va caure a terra. Amb el moviment li va caure una de les seves vambes Adidas, ja que s'havia quedat adormida sense treure-se-les.
La bèstia mirava per la finestra; els ulls recorrien lentament l'estança d'una banda a l'altra. La seva dentadura fosca i llefiscosa petava dins les mandíbules verticals, i el pèl li anava canviant de vermell a taronja i rosa, suggerint el moviment d'un drac de neó, tot i que estava perfectament immòbil.
En un atac d'ira, la Nell va cridar i va llançar la vamba contra el cap de la bèstia.
..."

Y traduzco:
"…
Nell estaba sentada en la oscuridad de la sala de estar, delante de la pantalla del televisor.
Un vago ruido resonaba en la distancia cuando vio al monstruo que la observaba a través del cristal.
Sus dos grandes ojos, que le salían de las órbitas, se encontraban fijos en ella. Las pupilas estaban alineadas verticalmente y podían ver a la joven seis veces simultáneamente.
De repente el Nell se dio cuenta de que estaba despierta, y de que tenía los ojos abiertos!
No lo estaba soñando...
Un tigre araña de noventa kilos estaba sentado en la ventana, sobre su litera de la Sección Tres.
La repentina subida de adrenalina le impidió gritar al reconocer a uno de los seres que la había perseguido en la playa.
Observó, petrificada, como el animal levantaba la cabeza y las patas, preparado para atacar.
Un sonido similar a un disparo de cañón resonó contra la gruesa ventana de policarbonato cuando el animal impactó con las patas, causando una sacudida por todo el laboratorio.
Mareada por la conmoción, Nell cayó al suelo. Con el movimiento perdió una de sus bambas Adidas, que no se había quitado antes de dormirse. 
La bestia miraba por la ventana; sus ojos recorrían lentamente la habitación de un lado al otro. Sus dientes oscuros y sucios emitían sonidos dentro de las mandíbulas verticales, y el color del pelo le cambiaba de rojo a naranja y rosa, sugiriendo el movimiento de un dragón de neón, a pesar de permanecer perfectamente inmóvil.
En un arrebato de ira, Nell gritó y lanzó la bamba contra la cabeza de la bestia.
..."

0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada