Algo que Leer: El arma definitiva

dijous, 9 de juliol de 2015

Título: El Arma Definitiva [Saikano]
Autor: Shin Takahashi
Idioma original: Japonés
País: Japón
Editorial: Glénat
Primera Edición: 2000-01
Traducción: Marc Bernabé, Verónica Calafell
Número de Tomos:  7
Género: Seinen, Drama, Romance, Bélico

Sinopsis:  
"Chise es una joven estudiante con un secreto. Un secreto que no tiene nada que ver con los que se suelen tener a su edad.
Ella es el arma definitiva, el último recurso defensivo de Japón contra las amenazas exteriores. Cuando el país la necesita, su cuerpo se transforma en una máquina de combate letal.
La cuestión es si ella y los que la rodean podrán sobrevivir a ese gran secreto."

Algo que decir:
Shûji y Chise son dos estudiantes de instituto que, si conocerse demasiado, acaban de iniciar su noviazgo. A primera vista, llama la atención lo distintos que son: él es un chico más bien seco de carácter, serio y en cierta manera imponente, mientras que ella es más bien poca cosa: de baja estatura, ingenua, extremadamente tímida y con poca autoestima... ,y para colmo, tiene la manía de disculparse continuamente. A pesar de todo, ambos se proponen perseverar en su relación, y poco a poco van creciendo como pareja...

Hasta ahí, el argumento no difiere demasiado de lo que podría ser un shôjo cualquiera; sin embargo, todo cambiará cuando un día en que Shüji y sus amigos se encuentran de compras por Sapporo un escuadrón de aviones comience a bombardear la ciudad y se vean obligados a buscar refugio. En medio del caos, Shûji se separa del grupo y de entre el humo ve emerger una figura familiar. Se trata de Chise; sólo que no es la misma Chise que él cree conocer. Del frágil cuerpo de su novia emergen estructuras metálicas que la convierten en un arma viviente: el arma definitiva con que Japón espera vencer en el conflicto que se cierne sobre ellos.

El arma definitiva, del maestro Shin Takahashi, ser es un manga que a primera vista puede resultar desconcertante. Para empezar, el título en la edición española no es demasiado revelador, aunque cabe destacar que el título original, Saishuu Heiki Kanojo ("Saikano"), puede ser traducido más fielmente como "Mi novia, el arma definitiva".
Por otro lado, las ilustraciones de la portada son de tono en cierta medida "bucólico", lo mismo que el trazo de Takahashi en el interior del tomo: el dibujo es muy simplista, caracterizado entre otras cosas por la redondez, la suavidad del cuerpo de sus personajes, lo cual induce a pensar en sus protagonistas como niños pequeños. Esta evocación de la figura infantil, sin embargo, tiene mucho sentido si recordamos que Shûji y Chise son todavía estudiantes de instituto y, aunque también es una de las cuestiones por las que éste manga ha sido ampliamente criticado, en lo personal creo que el juego que se establece entre un dibujo suave y una historia tan cruda funciona asombrosamente bien; es precisamente porque Chise es tan bonita y parece una niña pequeña que nos estremece verla convertida, con un trazo minuciosamente detallado en todas las cuestiones mecánicas que resultan precisas para prácticamente hacerla parecer real, en un mortífero amasijo de metal; es precisamente porque el dibujo de los personajes es muy simple que pueden convivir con fondos muy perfectos, realizados a partir de fotografías digitales de imágenes reales. El arma definitiva utiliza constantemente el recurso de los contrarios para crear un equilibrio de tensiones precario a medida que transporta al lector a través de una historia que escala rápidamente en intensidad precipitándose hacia un desenlace de proporciones épicas.


La historia resulta muy realista a pesar del matiz fantástico que supone la transformación de Chise en el arma definitiva, debido en gran medida a la profundidad que los personajes, no solamente Shûji y Chise sino también toda una amplia suerte de secundarios, dan a la trama con todas sus luces y sus sombras; no existen buenos y malos sino que todo el mundo hace simplemente lo que puede para intentar salir adelante. El arma definitiva muestra la cara más amable de la naturaleza humana: la generosidad, el perdón, la amistad incondicional, ...el amor; pero también su cara más cruel: el miedo, el engaño, el odio, la venganza.


El arma definitiva es el primer título que acude a mi mente cuando alguien que no sabe de qué habla me dice que "los cómics son para niños". Es para mí el ejemplo perfecto de historia adulta, seria, que cualquier lector que se precie, aficionado o no al manga, podría llegar a disfrutar. Tiene todos los elementos para ser una obra a destacar: un guión memorable, personajes capaces de conmover al lector, un dibujo que, dentro de su particular estilo, resulta impecable... y no son muchos los que reúnen todas esas características, a ese nivel, al mismo tiempo.

0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada