Algo que Leer: Dolores Claiborne

dissabte, 13 de juny de 2015

Título: Dolores Claiborne [Dolores Claiborne]
Autor: Stephen King
Idioma original: Inglés
País: EUA
Editorial: Ediciones Orbis
Primera Edición: 1993
Traducción: Enrique de Hériz
Número de páginas: 600 pág
Género: Thriller, Misterio, Drama
ISBN: 8440220928

Sinopsis:
"En la pequeña y remota isla de Little Tall, una mujer pasa toda la noche prestando declaración en comisaría. La acusan de un asesinato que afirma no haber cometido. Para demostrar su inocencia deberá contar una larga historia, remontarse a épocas anteriores y resucitar uno de los grandes misterios de la historia criminal de la isla.
Apoyado en un personaje fascinante y en el ambiente cerrado, casi claustrofóbico, de una minúscula población, King ha creado un monólogo tenso, vibrante, concebido como un ovillo del que el propio lector tirará sin parar hasta la última página, subyugado por una realidad que se va desvelando sutil y contundente."

Algo que decir:
Lo primero que quisiera decir de Dolores Claiborne, es que me recordó muy gratamente a La historia de Lisey o, quizás, sería más correcto decir que La historia de Lisey me recuerda a Dolores Clairborne, siendo Lisey la más moderna de las dos...
Ambas me parecen destacables, incluso entre otras grandes féminas del imaginario King, por ser mujeres muy fuertes y con sus buenos redaños.

Dolores Claiborne es una mujer de armas tomar: una mujer que se ha curtido a fuerza de pelear por proteger aquello que más le importaba. Se casó demasiado joven e ingenua, como tantas otras chicas, con un hombre que no le convenía y no abrió los ojos hasta que fue demasiado tarde; trabajó duramente para sacar adelante una família y se hizo fuerte para conseguir lo que nadie más estaba dispuesto a hacer por ella.
Dolores es, aún con todos sus defectos, la mujer que de algún modo todas querríamos ser.
Debo confesar a ese efecto [Espolier alert!], que cuando leí tiempo atrás 1Q84 me sentí engañada, porque Aomame no era Dolores.

No quisiera que nadie me malinterpretara: no se trata tanto de que lo que Dolores hace esté bien como de que cuando nadie va a mover un dedo por ayudarla a salir del agujero en que está metida, ella reúne el valor suficiente para salir por si misma. A medida que me iba internando en la lectura, podía creerme completamente su personaje, imaginarla como una señora mayor con una vida muy dura cargada a la espalda y cuyos crímenes merecen tanto ser castigados como recompensados. No es una persona malvada: es una persona real con problemas reales, que llegada a cierto punto de su vida toma decisiones inevitables con tal de salir adelante.

Dolores Claiborne es una novela que consiguió asustarme, de algún modo, por cómo de real conseguía que todo resultara. Suelo decir que una de las particularidades de la escritura de Stephen King es que su forma de narrar es de por sí muy cinematográfica por su forma de "enfocar la escena desde varios ángulos al mismo tiempo", con lo cual es realmente fácil imaginar la situación con gran detalle sin necesidad de caer en descripciones excesivamente pesadas y, al mismo tiempo, sus personajes son siempre gente muy común, que puedes figurarte como cualquiera de tus amigos, vecinos... personas normales y corrientes que encontrarías si salieras a la calle ahora mismo. No son especialmente apuestos, populares, diestros... tienen defectos, miedos, problemas propios de la gente normal, problemas que podríamos sufrir tú o yo en nuestro día a día, y por eso el lector puede fácilmente entrar en su piel.
Como decía, quizás porque en ésta novela King prescinde del componente fantástico con que adorna en mayor o menor medida muchas de sus novelas resulta más real todavía, y precisamente por eso me resultó más inquietante. Verdaderamente me dio qué pensar, y resultaba curioso cómo era capaz de admirar, sentir pena por Dolores y al mismo tiempo condenar sus actos.

No es de las más celebradas entre las obras de Stephen King, y comprendo la razón. No creo que sea una novela que pueda gustar a todo el mundo. Pero a mi sí me gustó mucho y por eso la recomiendo de todos modos.

Para hacer boca (fragmento extraído de una página al azar):
"…
Al tiempo que eso ocurría, ella se distanció de mí. Bueno, seguía haciendo los recados que le encargaba y a veces me hablaba del día que había pasado en la escuela... pero sólo si yo me lo ganaba y se lo sacaba. Había una frialdad antes desconocida y hasta que pasó el tiempo no entendí cómo todo encajaba y cómo todo se remitía a aquella noche en que al salir de su habitación nos había visto a los dos: su padre tapándose la oreja con la mano y con la sangre corriendo por sus dedos; su madre plantada ante él con un hacha en la mano.
Nunca estuvo dispuesto a dejar pasar según qué oportunidades. Ya os lo he dicho. Y esta vez era más o menos lo mismo. Le había contado a Tommy Anderson una historia; la que le contó a su hija era distinta rima pero el mismo verso. Creo que al principio su mente no albergaba más que resentimiento. Sabía cuánto quería yo a Selena y pensaría que contarle lo mala y geniuda -tal vez incluso lo peligrosa- que era implicaría una buena venganza. Trató de volverla contra mí y aunque nunca llegó a triunfar, sí consiguió que ella se le acercara más de lo que había hecho desde su infancia. ¿Por qué no? Siempre tuvo buen corazón Selena, y nunca se puso en contra de un hombre tan bueno y tan pobrecito como Joe.
..."

0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada