Algo que Ver: Entre Lobos

dimarts, 12 de juny de 2012


Título: Entre Lobos
Año: 2010
País: España
Idioma: Español
Género: Biografía, Drama, Aventuras, Ecologista, Posguerra, Hechos Reales
Duración: 113 min
Director: Gerardo Olivares
Escrita por: Gerardo Olivares
Producción: Wanda Visión, Arakao, Sophisticated Films, TVE
Música: Vicente Amigo
Fotografía: Oscar Durán

Sinopsis: "Basada en hechos reales. Siendo un niño, a Marcos Rodríguez Pantoja su padre lo vendió a un pastor, con el que aprendió a cuidar cabras, a cazar, a buscar comida y a hacer fuego. Pero cuando el pastor un día desapareció, el joven Marcos, al quedarse solo, empezó a convivir con los lobos que descubrió en una cueva." 

Algo que decir: 
Recientemente presentaba la novela He Jugat amb els Llops, del mallorquín Gabriel Janer Manila, basada en la vida de Marcos Rodríguez Pantoja quien fuera abandonado a sus 6 o 7 años en mitad de Sierra Morena donde creció en la única compañía de las cabras que cuidaba y de los lobos que poblaban los montes. 
Tal como anuncié, y como lo prometido es deuda, voy a hacer un pequeño repaso a Entre Lobos, la adaptación cinematográfica de la increíble historia de Marcos, de la mano del cineasta cordobés Gerardo Olivares, quien fuera Espiga de Oro en el Festival de Valladolid con su 14 Kilómetros, en la que mostrara el viaje de los inmigrantes ilegales a través del Estrecho de Gibraltar.

El proyecto arrancaba en 2007, al conocer Olivares de la historia de Marcos a través de su investigación sobre el caso de Rochom P'ngieng, una joven camboyana desaparecida en la jungla durante 19 años.
Durante la investigación previa al rodaje Olivares dio con el testimonio de Janer Manila, quien con su tesis ya publicada acerca del caso trabajaba también en su obra literaria y, a través de él, pudo mantener una conversación telefónica con el propio Marcos, quien residía por aquél entonces en Ohio.

Se trata de una película, en definitiva, que merece la pena ver y que no dejará a nadie indiferente. A medio camino entre el cine documental, y el de aventuras, con una buena carga de poema visual de la mano de la fotografía del fantástico Oscar Durán y bajo la atenta dirección de un Gerardo Olivares que supo combinar con maestría el estilo narrativo de Los Santos Inocentes y el legado del Maestro del cine documental naturista Félix Rodríguez de la Fuente, ilustra los años que Marcos pasó junto a los lobos en una Sierra Morena que Olivares acierta a reflejar en los montes y peñascos de la cordobesa sierra de Cardeña-Montoro.
En la grabación un Marcos niño es interpretado por el pequeño Manuel Camacho, en su juventud se encarna en un brillante Juan José Ballesta, cuya interpretación soporta el peso de la película, que el auténtico Marcos Rodríguez cierra en su etapa adulta.

El rodaje, que se complicó debido al temporal que azotó al parque natural donde se grabaron casi todas las escenas de exteriores, se prolongó casi un año entre la primavera de 2009 y Mayo de 2010. Las condiciones extremas del paraje, así como la dificultad técnica de las escenas a rodar se sumaron al handicap de trabajar con cinco lobos ibéricos criados en cautividad, pero no amaestrados, que tomaron parte muy activa en la producción interactuando estrechamente con los distintos actores.
Destacó el equipo el momento mágico entre Marcos y los lobos que participaban en el rodaje, al encontrarse por vez primera: comenzó a aullar y éstos se le acercaron en actitud sumisa, lamiéndole la cara y las manos como mansos cachorritos.


Para hacer boca:



0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada