Crónica: 33 Salón Internacional del Cómic de Barcelona

dimecres, 22 d’abril de 2015


El 33 Salón Internacional del Cómic de Barcelona cerraba sus puertas el pasado domingo habiendo recibido 113.000 visitantes, un aumento de 7.000 asistentes respecto a la edición del pasado año. La ciencia ficción y la fantasía heroica han sido los ejes temáticos de este año, protagonistas de la macro exposición central, Cómics fantásticos, de más de 400 originales, y de buena parte de la programación, que ha incluido charlas y actividades relacionadas con el mundo de la ciencia, por un lado, y con las leyendas, por otro.

El Salón Internacional del Cómic de Barcelona dio el pistoletazo de salida a su 33 edición el jueves 16 de abril, en un espacio de 36.000 metros cuadrados, ubicado en el Palacio 2 de Fira de Barcelona Montjuïc. Ha contado con un total de 19 exposiciones, incluidas las de los ganadores de la pasada edición, y también la de los superhéroes, este año, superhéroe y villano, pues el Capitán América y el Joker han cumplido 75 años. El personaje de Manuel Vázquez, Anacleto, agente secreto, también contó con su propia muestra, e incluso con una presentación de la película, de inminente estreno, y la presencia del Anacleto de carne y hueso, Imanol Arias.

Entre los autores extranjeros que han estado presentes en el Salón del Cómic destacan Milo Manara, José Luis García López, Scott McCloud, Barry Kitson, Frederik Peeters, David Finch, o los creadores del cómic Hora de Aventuras, Branden Lamb, Shelli Paroline y Ryan Nort. También estuvo presente, en el apartado de conferencias, David Saltzberg, asesor científico de la serie de televisión The Big Bang Theory y Tania Sánchez, que charló sobre su pasión por Juego de tronos.

El inicio del Salón del Cómic coincidió además este año con el de la Star Wars Celebration, que se abrió con una videoconferencia de J.J. Abrams, el director de la última película de la saga, y la proyección del segundo tráiler del film. Un estreno mundial al que pudo asistirse en el Cinesa Diagonal de Barcelona.

Enrique Sánchez Abulí, guionista y creador del mítico Torpedo 1936, resultó merecedor del Gran Premio del Salón, y Saga, de Brian K. Vaughan y Fiona Staples, y Las Meninas, de Santiago García y Javier Olivares, fueron consideradas la Mejor Obra Extranjera y la Mejor Obra Española del año, respectivamente. El premio a Autor Revelación Divina Pastora fue para Miki Montlló y el del jurado popular fue para Croqueta y empanadilla (que me encantan!), de Ana Oncina. El Mejor Fanzine se lo llevó, con su último número, Thermozero Cómics.
 
Lo mejor:
Me gustó mucho que por fin se hiciera un hueco de forma más "visible" para los concursos de cosplay. En anteriores ediciones ya se había hecho alguna cosa pero diría que éste ha sido el primer año en que realmente se le diera peso en el certamen.
Hablando también de cosplay, creo que es de agradecer muchísimo que, igual que se hizo en el Salón del Manga, se habilitara un espacio para que los cosplayers pudiéramos cambiarnos de ropa de forma cómoda y más o menos en la intimidad. Es algo que venía haciendo falta desde mucho tiempo atrás y se agradece muy fuertemente. Ahora sólo fala que se habiliten espacios separados para chicos y para chicas... que no es que pase nada, quiero decir: yo llevaba un cosplay que no requería de quitarse mucha ropa así que me daba un poco igual, pero estando yo dentro del cambiador con otras tres chicas haciendo lo suyo, quiso entrar a cambiarse un chico y él mismo dijo: "ok, no" y volvió a salir. Estoy bastante segura de que nadie le habría echado si decidiera quedarse, pero de todos modos creo que hizo bien, tanto para su comodidad como para la nuestra en aquel momento.

En lo referente a exposiciones, me quedo con la dedicada a la saga de videojuegos de Zelda, porque soy muy, MUY fan pero, sobretodo, me quedo con la exposición de prótesis y props de ciencia ficción. Era realmente interesante, impactaba y además resultaba infinitamente más cómoda de ver que otras exposiciones donde necesariamente hay que leer mucho. No porque no guste leer: asistimos a un salón dedicado al cómic, por favor: claro que nos gusta. Sino porque las aglomeraciones y la falta de tiempo y espacio a veces hacen que sea mucho más sencillo y de alguna forma agradecido disfrutar de una exposición más visual, como ésta, que de otra donde hay que leerse una parrafada que es interesante, pero tendrás que esperar a que 50 personas se quiten de enmedio para poder acercarte a ella.
El año pasado una de las cosas que destaqué para mal de fue que me había parecido que por el espacio disponible había poca cantidad de expositores y, en cambio, éste año la percepción es al contrario. El espacio parecía más aprovechado, más lleno y al mismo tiempo había facilidad para desplazarse entre los stands. Teniendo en cuenta la cantidad de gente que recibió el certamen me sorprendió ver que te podías mover con tal comodidad por el interior, lo cual es un gran punto a favor del trabajo organizativo.

Lo peor:
Lo peor siempre son las colas, pero por lo menos debo decir que se movían bastante deprisa y que la venta de entradas online ha agilizado mucho todo éste proceso. De hecho, no entiendo como todavía tanta gente no adquiere sus entradas online... porque los gastos de gestión son un peñazo, pero la verdad que para ahorrarse la cola de taquillas, que es la que avanza más lenta, yo creo que claramente merece la pena la inversión!
Además, algo que mucha gente desconoce, es que no es necesario imprimir la entrada físicamente. Lo comento porque yo soy la primera que no lo sabía (llamadme ignorante) y fue un gran alivio que me dieran "el soplo" a última hora porque mi impresora decidió que era un buen momento para morirse el sábado por la mañana... Así que amigos míos o no tan amigos: si adquirís vuestras entradas online, en el punto de control de la entrada las comprueban con un aparatito leyendo el código con lo cual da lo mismo si la traéis impresa o la mostráis directamente en la pantalla de vuestro teléfono.

En conclusión:
Como siempre, lo mejor del evento es tener la oportunidad de encontrarte con la gente que sólo ves en estas ocasiones, pero aún aparte de eso, me quedo por ejemplo con que hacía tiempo que no tenía ganas de comprar nada en una convención y en ésta ocasión había no solamente novedades muy jugosas, como el recopilatorio de Tank Girl al cual me terminé resistiendo pero que tarde o temprano caerá... sino también un sinfín de pequeñas joyas a precios muy competitivos en los stands de oportunidades. Siempre me siento muy tentada de pillarme I's en formato revistilla, porque siempre la tienen en los stands de oportunidades, y otra vez lo he dejado pasar -porque me sigue dando reparo encontrarme páginas pegadas al coger éste manga en concreto de segunda mano- pero algún día picaré! Al final me lancé a por los DVD's, cosa que no tengo costumbre de hacer, pero me dije: venga, y me pillé FLCL y las pelis de Escaflowne y Millenium Actress. Enfin: que me sentía muy motivada éste año, lo cual está definitivamente bien.

Hice gender bend de Peter Pan, el mismo cosplay que usé para carnaval y ésta vez sí conseguí algunas fotos aunque por desgracia no demasiadas ni muy buenas... pero espero poder salvar alguna.

Me sigo peleando con la edición, pero ahí está por ahora
El siguiente "gran evento" relacionado con el manganime en Barcelona, si no voy errada, ya será el XXI Salón del Manga el cual se celebrará nuevamente en la Fira de Barcelona del 29 de Octubre al 1 de Noviembre de 2015.

Y vosotr@s, ¿estuvisteis en el Salón?, ¿qué os pareció?

A continuación dejo las fotos del evento:















Me encantó ésta tira cómmica <3















0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada