Algo que Ver: Acné

diumenge, 8 de maig de 2011


Título: Acné
Año: 2007
País: Uruguay, Argentina, España, México
Idioma: Español-Latino, Inglés, Hebreo (algunos diálogos)
Género: Comedia, Drama (en realidad, no entiendo muy bien a qué viene lo de comedia, pero en fin)
Duración: 85 minutos
Director: Federico Veiroj
Escrita por: Federico Veiroj
Reparto: Alejandro Tocar, Yoel Bercovici, Ana Julia Catalá, Gustavo Melnik

Sinopsis: “Bregman es un chico de 13 años de la colectividad judeo-uruguaya. Ya debutó sexualmente con una empleada doméstica de la casa, pero nunca besó a una chica. Tiene un acné rutilante en su cara y eso lo amedrenta un poco. La película trata del deseo de este chico de intentar besar a la chica que le gusta en un entorno donde las cosas no son fáciles. Todo está cambiando, su cuerpo está cambiando, pero además su familia se está desarmando sutilmente pero inexorablemente también.”

Algo que decir: También conocida como Akmi. Acné es una de esas películas de las que en un momento u otro has oído hablar, o has pillado algún fragmento en televisión, o viste el cartel expuesto aquí o allá cuando salió pero a la cual nunca le diste una oportunidad. Realmente: ni por la estética, ni por la trama, ni por el título (por eso por lo que menos, me parece: “Acné”, resulta bastante revulsivo) atrae, es de esas que te hacen pensar ¿vale la pena invertir mi tiempo en verla? Y bueno. Yo soy de la opinión, lo digo siempre, que nunca es una pérdida de tiempo leer un libro, escuchar música, ver una película: de todo se aprende a su manera y siempre es mejor haberlo conocido y poder opinar con fundamento y decir: no me ha gustado; que pasarlo de largo y no llegar a saber nunca si te perdiste una pequeña joya disfrazada de basurilla. Vi Blueberry en su día, que recuerdo como la peor película que jamás he visto (si: sé que muchos la aman, y me la suda); vi Daft Punk: Electroma, y me pareció un poco insufrible pero oigan, con un par de ovarios; vi Léolo y me costó lo suyo, pero sobreviví y conseguí encontrarle cierto encanto sutil con esto quiero decir, que a veces las cosas no entran por los ojos ni por ningún lado, y hay que metérselas un poco a la fuerza, pero que una vez superado todo vale la pena.

Aclarado esto, sí: Acné es “una de esa películas”; una de esas que aún nominada al Goya en la categoría de Mejor Película Hispanoamericana, ganadora del Grand Coral – Tercer Premio en la categoría First Work... sigue siendo relativamente desconocida entre el público de a pie.
Aprovechando que lo cité poco más arriba, para mí se trata de un caso muy parecido al de Léolo (película que, espero, algún día me acordaré de reseñar): la idea es muy buena, la forma de contarla también, pero se caracterizan por un lenguaje muy directo y real con el cual el espectador NO quiere identificarse. Críos de 13, 14 años, que mantienen relaciones con la asistenta, que frecuentan el mismo local de prostitutas que su propio padre, que juegan, beben y fuman... y que paralelamente sufren por sus problemas escolares y familiares, son tímidos con las chicas y se preocupan por no poderse deshacer del molesto acné juvenil. Uno no quiere identificarse con realidades desagradables, presentadas de forma desagradable, por personajes que a su manera también son bastante desagradables: un chico promiscuo, tímido, vicioso... pero guapo, parece aceptable; el mismo chico con la cara cubierta de granos como carta de presentación nos resulta un 50% menos soportable. Hasta aquí señores, esto no son idas de olla mías: son hechos. Hace pocos días hablaba de Mysteroius Skin, donde dramas infantiles aparte Neil no es tan distinto de Bregman... pero todas estamos enamoradas de Neil, eso también es un hecho y nos da igual que sea chapero, que se drogue, que beba, que fume, que putee a deficientes mentales o todo lo que le apetezca, porque está como quiere y, ¡Ay!, quién lo pillara!

Acné trata en realidad sobre cómo un chaval de 13 años consigue crecer, madurar algo, dentro de una situación social y familiar complicada, tan complicada como la de cualquiera: padres separados, fracaso escolar, despertar sexual, desengaño amoroso, ...adolescencia. Bregman es él mismo, sin saber todavía lo que eso significa; un niño deseando ser hombre, a punto de descolgarse sin paracaídas por ese precipicio al que llaman adolescencia.
Un argumento sencillo, sin grandes pretensiones ni aspavientos, con apenas diálogo, sazonado por una fotografía que no llama especialmente la atención y musicado en muy escasos fragmentos. Mantiene el ritmo lánguido acostumbrado en cine hispanoamericano, un poco demasiado lento para mi gusto pero con cierto encanto.

A la pregunta clásica, ¿la recomendarías? Me costaría responder... puede que sí, puede que no... No creo que sea el tipo de película que suele gustar a la mayoría de gente. Tampoco a mí me ha gustado demasiado, aunque no diría que me ha disgustado; a mi parecer es exactamente lo que se promete en la sinopsis: drama juvenil sobre un chico obsesionado en conseguir su primer beso, preferentemente de la chica de la que gusta y sobre la conquista de la cual traza planes con su grupo de amigos.
Me gustó el final, creo que es exactamente como la vida real: dar vueltas y más vueltas alrededor de algo para no conseguirlo por mucho empeño que le pongas y, en el último momento y cuando menos te lo esperas, ese algo llega de la forma más natural y sin que tú lo estés buscando demasiado.

Para hacer boca:


2 comentaris:

Miyu ha dit...

Pues suena interesante en realidad, yo cuando termine exámenes empezaré a ver más pelis (aunque este finde he visto como tres xDDD), pero bueno, más xDD. Me fío de tu criterio, así que le echaré un vistazo, porque suena bien en realidad.

Misha_usa ha dit...

Sí, yo ya digo que no me ha encantado pero que a ver, tampoco me ha disgustado xD Lo único "malo" es eso: el ritmo, que es muy lento :/ pero claro, eso es lo de siempre, que estamos acostumbrados a ver mucho cine americano que tiene ritmos de vértigo, o que sé yo, el español incluso también siendo más relajado es rapidillo... luego nos vemos algo de cine francés y no sabemos por dónde pillarlo xDDPues el latinoamericano para mi es todavía más lento que el francés, de una forma distinta .___. yo creo que la palabra es "relajado", como si la acción se alargaaaara en el tiempo, es cine con muchos "silencios" que, en realidad, lo hacen como más fiel a la vida real creo yo en ese aspecto

Publica un comentari a l'entrada