Algo que Leer: No soy un ángel

dissabte, 15 d’agost de 2015

Título: No soy un ángel [Tenshi Nanka Ja Nai]
Autor: Ai Yazawa
Idioma original: Japonés
País: Japón
Editorial: Planeta de Agostini
Primera Edición: 1991-1994
Traducción: Yoshimi Ito
Número de Tomos:  4
Género: Shôjo, Comedia, Drama, Romance, Gakuen


Sinopsis:  
"La historia se centra en Midori Saejima, también conocida en su instituto como Ángel Saejima. Midori es una muchacha que estudia en un nuevo instituto que acaba de fundarse, y que por lo tanto aún tiene pocos alumnos. Animada por unas amigas, decide presentarse a las elecciones del consejo escolar, y aunque acepta, no está muy convencida, hasta que descubre que Akira Sudoh, un chico con aspecto de tipo duro del que se enamoró a primera vista, pero con el que aún no ha hablado, también se presenta."

Algo que decir:
No soy un ángel vio la luz en Japón a través de la revista Ribon en 1991 y, aunque no llegó a España hasta 2010, mucho después que publicaciones más contemporáneas de Ai Yazawa como Paradise Kiss, Nana o Princess Ai, se trata de una de sus obras más reconocidos.
Se lanzó también una adaptación OVA al finalizar el manga en 1994.

La historia gira en torno al personaje de Midori Saejima, su paso por el instituto y, enmedio de ésta alocada etapa de su vida, sus progresos amorosos con Akira.
Aunque la trama amorosa es la que lleva la voz cantante en No soy un ángel, a través de ella seguimos el avance de la vida estudiantil de sus personajes: los distintos retos que el consejo estudiantil encontrará a medida que fundan las bases de su nueva escuela, la emoción y nervios con que afrontarán todas su "primeras veces", cómo poco a poco irán estrechándose los lazos entre ellos... y también qué problemas se desencadenarán a medida que nuevos personajes comiencen a entrar en
su pequeño círculo.


En lo personal, confieso que aunque no lo considero mi manga favorito de Ai Yazawa, sí es quizás el que he releído más veces. No es mi favorito, porque en otras obras suyas la trama me ha parecido más apasionante; No soy un ángel se queda un poco plano quizás en comparación con Gokinjo o, y no me gusta demasiado admitirlo, con Nana... no tiene una historia tan redonda como Last Quarter, ni desdeluego ese matiz de perfección absoluta de Paradise Kiss. Sin embargo, hay algo que la hace especial y es que se trata de una historia muy ágil y, en general, alegre: prácticamente desde el principio se entrevé hacia donde avanzará la trama, pero eso no es un problema cuando el camino resulta agradable de recorrer. Como de costumbre: los personajes están muy trabajados, cada uno tiene no sólo una personalidad sino también un trasfondo muy definido; Yazawa tiene la buena costumbre de dejar que el lector eche un vistazo a la situación familiar y social de la mayoría de sus personajes, y los dota de caracteres muy marcados que los diferencian claramente unos de otros: Midori es un personaje excepcionalmente alegre pero, sin embargo, en también una chica muy insegura; Akira se vende como un solitario, pero en realidad es un buenazo que necesita mucho que lo quieran; Mamiya no es ni de lejos la chica fría que aparenta al principio de la historia, ni Takigawa un príncipe ideal. Me gusta cómo todos los personajes tienen una evolución a medida que la trama avanza; cómo realmente se refleja en ellos su paso por el instituto y uno puede percibir cómo crecen y se preparan para afrontar la vida adulta.



Algo que me gusta mucho de Ai Yazawa, y que se repite en varias de sus obras, es que aunque dibuje shôjo sus heroínas no acostumbran a ser el tipo de chica que se queda sentada suspirando por su amor. Midori, por ejemplo, incluso en los momentos en que su relación con Akira no funciona bien se esfuerza mucho con tal de lograr que el resto de su vida sí lo haga; es un personaje que persigue sus sueños y, aunque las cosas no siempre le vienen rodadas, con buena voluntad y esfuerzo logra todas sus metas.

No soy un ángel se publicó como una serie de 8 tomos, pero en su edición española se comprimieron en tan sólo 4.
Algo que me resultó curioso de ésta edición fue ver que se respetaron los freetalk de Yu Kurosawa, Maya Maxx, Ira Ishida y Motoo Fujiwara al final de cada uno de los tomos, en que cuentan sus impresiones sobre éste manga, cómo lo recibieron y las sensaciones que les causó. No estoy segura de si originalmente había más freetalk, o sólo eran éstos 4 (si alguien lo sabe, que me lo diga y tal).

0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada