Algo que Leer: El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas

dilluns, 27 d’abril de 2015


Título: El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas [Sekai no owari to hādo-boirudo wandārando]

Autor: Haruki Murakami
Idioma original: Japonés
País: Japón
Editorial: Tusquets Editores
Primera Edición: 2009
Traducción: Lourdes Porta Fuentes
Número de páginas: 617 pág
Género: Misterio, Surrealismo, Existencialista
ISBN: 9788483835807

Sinopsis:
"Dos historias paralelas se desarrollan en escenarios de nombre evocador: una transcurre en el llamado "fin del mundo", una misteriosa ciudad amurallada; la otra, en un Tokio de un futuro no muy lejano, un frío y cruel "país de las maravillas". En la primera, el protagonista, privado de sus recuerdos, se ve impelido a leer sueños entre extraños habitantes y unicornios de pelaje dorado. En la segunda historia, el protagonista es un informático cuyos servicios requiere un inquietante científico que juguetea con la manipulación de la mente.."

Algo que decir:
En primer lugar: ésta soy yo faltando a mi palabra y reincidiendo en el error de comprar libros de un autor que no me apasiona... de algún modo hice mucho hincapié tras leer 1Q84 en que ésto tenía que parar, que debía dejar de desperdiciar mi tiempo leyendo a Murakami porque al final siempre termino molesta, porque no me gusta esa habilidad que tiene (y la tiene, sobre eso no abrigo ninguna duda) para vender historias como si fueran algo épico y maravilloso, digno de pararse a hacerle un templo... y que luego cuando te sumerges en la lectura y superas la fase de negación en la que te repites que "te está gustando más que el último que leíste suyo" aceptas que no: que en realidad tiene igual de poco sentido, que sigue sin gustarte su forma de escribir y que has vuelto a desperdiciar tu tiempo y tu dinero. Ésto es una opinión mía, personal: si eres fan de Murakami y lo gozas leyendo sus novelas no te lo tomes en plan personal porque no va por ahí... lo comento porque luego alguna gente se me viene muy arriba.
En fin, el caso es, que me paré a echar un vistazo en un mercadillo de libro viejo y hacían la oferta de 5x10€. Tenía cuatro muy claros y no encontraba un quinto para completar el pack, así que al final cogí éste porque, a ver, 2€ están bien, en realidad es como si me lo hubieran regalado. Hablando de todo en el último momento encontré otro libro que me interesaba y el tendero me lo regaló, así que, sí: es como si el libro de regalo hubiera sido éste y viéndolo así todo está bien.

A lo que vamos.
Lo primero que me llamó la atención sobre ésta novela fue el título, me cautivó la referencia a el País de las Maravillas, que inmediatamente asocié con la obra de Carroll y sólo lamento que luego el contenido no tuviera también más a ver con eso.

Supongo que también la dualidad que en la sinopsis se promete acerca de los dos mundos donde se desarrollan historias de forma paralela me llevó a confundirme, a pensar en Through the looking glass, aunque a ese efecto tampoco me quejo demasiado: me gustó bastante la forma en que estaba estructurada la lectura, con capítulos alternos en los cuales la trama avanzaba más o menos paralela para ambos protagonistas. Inevitablemente me recordó bastante a 1Q84 donde ocurría algo parecido y la historia se desarrollaba en capítulos alternos narrados desde el punto de vista de Tengo o de Aomame, pero en el caso de 1Q84 parte de la gracia era el juego de escondidas que se establecía entre ambos personajes, siempre a un paso de encontrarse pero incapaces en el último segundo de culminar esa confluencia. En ésta novela no ocurre lo mismo, ya que cualquier relación entre los protagonistas de ambas tramas se establece únicamente en la imaginación del lector: no existe ningún vínculo claro y es a raíz de eso que a medida que la trama se desenvuelve es tarea del lector preocuparse de esforzarse en crear un puente que una esos dos mundos los cuales, de entrada, parecen no tener nada en común.

Es una situación común al leer novelas de Murakami el tener que esforzarte en comprender, o imaginar incluso, vínculos entre los personajes y relaciones causa-efecto las cuales den sentido a la acción que se desarrolla en la lectura. 
Rompo una lanza a ese efecto en favor de El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas, puesto que a día de hoy es de entre las novelas que he tenido ocasión de leer de éste autor la que de por sí sola, sin demasiada necesidad de abstracción por mi parte, tenía mas sentido; quizás no de entrada puesto que a la historia le costaba bastante tomar ritmo o, debería decir, la introducción resultaba quizás demasiado extensa, pero una vez que por fin arrancó la cosa fue bastante fluida.

Me alegra decir que el desenlace también es más o menos cerrado, que en la medida de lo posible dentro de lo que es el imaginario Murakami consigue ordenar bastante el caos que caracteriza su escritura y no deja demasiados cabos sueltos lo cual agradezco mucho, puesto que es una de esas cuestiones que suele traerme de cabeza. ¿Sentido?, lo tiene a medias, tampoco nos vengamos tan arriba. Pero por lo menos llega a unas conclusiones y eso ya es decir bastante.

Como cuestiones negativas, lo que no hay es demasiada sorpresa: no me entusiasma la forma de escribir del autor. Es una cuestión de ritmo, de lenguaje... un poco de todo, con lo cual admito que es complicado que llegue a gustarme nunca, porque de algún modo se trata de una crisis con su estilo de escritura propiamente dicho y no directamente con el contenido de sus novelas. Así como por ejemplo me gusta mucho cómo escribe Stephen King, porque su ritmo y forma de expresarse es mucho más parecida a cómo yo funciono, con Murakami no puedo establecer ese tipo de paralelismo e inevitablemente me resulta repelente. Hasta la fecha lo había leído siempre en catalán, y en parte creía que parte de la manía que le tenía a su uso de la lengua era por culpe de una mala elección de palabras en la traducción, pero en español veo que me ha ocurrido más o menos igual... sería genial poder leer, si acaso leo alguno más, el próximo libro en inglés y ver si me causa el mismo efecto.

Para hacer boca (fragmento extraído de una página al azar):
"…
Por fortuna, el pasaje por donde atravesamos la cascada era el punto donde el chorro era menos caudaloso, pero, pese a todo, el agua poseía la fuerza suficiente para aplastarnos contra el suelo. Aunque el hombre fuera con impermeable, tener que sufrir el azote de aquel chorro de agua cada vez que entraba o salía del laboratorio me parecía, por más que lo mirara con buenos ojos, una imbecilidad. Posiblemente abrigaba el propósito de salvaguardar algún secreto; aun así, sin duda había maneras un poco más refinadas de conseguirlo. Una vez bajo la cascada, me caí y me golpeé con fuera la rótula contra una roca. Al desaparecer el sonido, se había alterado por completo el equilibrio entre éste y la realidad que lo producía, lo que me provocaba un gran desconcierto. Una cascada debe estar dotada del volumen de sonido que le corresponde.
..."

Crónica: 33 Salón Internacional del Cómic de Barcelona

dimecres, 22 d’abril de 2015


El 33 Salón Internacional del Cómic de Barcelona cerraba sus puertas el pasado domingo habiendo recibido 113.000 visitantes, un aumento de 7.000 asistentes respecto a la edición del pasado año. La ciencia ficción y la fantasía heroica han sido los ejes temáticos de este año, protagonistas de la macro exposición central, Cómics fantásticos, de más de 400 originales, y de buena parte de la programación, que ha incluido charlas y actividades relacionadas con el mundo de la ciencia, por un lado, y con las leyendas, por otro.

El Salón Internacional del Cómic de Barcelona dio el pistoletazo de salida a su 33 edición el jueves 16 de abril, en un espacio de 36.000 metros cuadrados, ubicado en el Palacio 2 de Fira de Barcelona Montjuïc. Ha contado con un total de 19 exposiciones, incluidas las de los ganadores de la pasada edición, y también la de los superhéroes, este año, superhéroe y villano, pues el Capitán América y el Joker han cumplido 75 años. El personaje de Manuel Vázquez, Anacleto, agente secreto, también contó con su propia muestra, e incluso con una presentación de la película, de inminente estreno, y la presencia del Anacleto de carne y hueso, Imanol Arias.

Entre los autores extranjeros que han estado presentes en el Salón del Cómic destacan Milo Manara, José Luis García López, Scott McCloud, Barry Kitson, Frederik Peeters, David Finch, o los creadores del cómic Hora de Aventuras, Branden Lamb, Shelli Paroline y Ryan Nort. También estuvo presente, en el apartado de conferencias, David Saltzberg, asesor científico de la serie de televisión The Big Bang Theory y Tania Sánchez, que charló sobre su pasión por Juego de tronos.

El inicio del Salón del Cómic coincidió además este año con el de la Star Wars Celebration, que se abrió con una videoconferencia de J.J. Abrams, el director de la última película de la saga, y la proyección del segundo tráiler del film. Un estreno mundial al que pudo asistirse en el Cinesa Diagonal de Barcelona.

Enrique Sánchez Abulí, guionista y creador del mítico Torpedo 1936, resultó merecedor del Gran Premio del Salón, y Saga, de Brian K. Vaughan y Fiona Staples, y Las Meninas, de Santiago García y Javier Olivares, fueron consideradas la Mejor Obra Extranjera y la Mejor Obra Española del año, respectivamente. El premio a Autor Revelación Divina Pastora fue para Miki Montlló y el del jurado popular fue para Croqueta y empanadilla (que me encantan!), de Ana Oncina. El Mejor Fanzine se lo llevó, con su último número, Thermozero Cómics.
 
Lo mejor:
Me gustó mucho que por fin se hiciera un hueco de forma más "visible" para los concursos de cosplay. En anteriores ediciones ya se había hecho alguna cosa pero diría que éste ha sido el primer año en que realmente se le diera peso en el certamen.
Hablando también de cosplay, creo que es de agradecer muchísimo que, igual que se hizo en el Salón del Manga, se habilitara un espacio para que los cosplayers pudiéramos cambiarnos de ropa de forma cómoda y más o menos en la intimidad. Es algo que venía haciendo falta desde mucho tiempo atrás y se agradece muy fuertemente. Ahora sólo fala que se habiliten espacios separados para chicos y para chicas... que no es que pase nada, quiero decir: yo llevaba un cosplay que no requería de quitarse mucha ropa así que me daba un poco igual, pero estando yo dentro del cambiador con otras tres chicas haciendo lo suyo, quiso entrar a cambiarse un chico y él mismo dijo: "ok, no" y volvió a salir. Estoy bastante segura de que nadie le habría echado si decidiera quedarse, pero de todos modos creo que hizo bien, tanto para su comodidad como para la nuestra en aquel momento.

En lo referente a exposiciones, me quedo con la dedicada a la saga de videojuegos de Zelda, porque soy muy, MUY fan pero, sobretodo, me quedo con la exposición de prótesis y props de ciencia ficción. Era realmente interesante, impactaba y además resultaba infinitamente más cómoda de ver que otras exposiciones donde necesariamente hay que leer mucho. No porque no guste leer: asistimos a un salón dedicado al cómic, por favor: claro que nos gusta. Sino porque las aglomeraciones y la falta de tiempo y espacio a veces hacen que sea mucho más sencillo y de alguna forma agradecido disfrutar de una exposición más visual, como ésta, que de otra donde hay que leerse una parrafada que es interesante, pero tendrás que esperar a que 50 personas se quiten de enmedio para poder acercarte a ella.
El año pasado una de las cosas que destaqué para mal de fue que me había parecido que por el espacio disponible había poca cantidad de expositores y, en cambio, éste año la percepción es al contrario. El espacio parecía más aprovechado, más lleno y al mismo tiempo había facilidad para desplazarse entre los stands. Teniendo en cuenta la cantidad de gente que recibió el certamen me sorprendió ver que te podías mover con tal comodidad por el interior, lo cual es un gran punto a favor del trabajo organizativo.

Lo peor:
Lo peor siempre son las colas, pero por lo menos debo decir que se movían bastante deprisa y que la venta de entradas online ha agilizado mucho todo éste proceso. De hecho, no entiendo como todavía tanta gente no adquiere sus entradas online... porque los gastos de gestión son un peñazo, pero la verdad que para ahorrarse la cola de taquillas, que es la que avanza más lenta, yo creo que claramente merece la pena la inversión!
Además, algo que mucha gente desconoce, es que no es necesario imprimir la entrada físicamente. Lo comento porque yo soy la primera que no lo sabía (llamadme ignorante) y fue un gran alivio que me dieran "el soplo" a última hora porque mi impresora decidió que era un buen momento para morirse el sábado por la mañana... Así que amigos míos o no tan amigos: si adquirís vuestras entradas online, en el punto de control de la entrada las comprueban con un aparatito leyendo el código con lo cual da lo mismo si la traéis impresa o la mostráis directamente en la pantalla de vuestro teléfono.

En conclusión:
Como siempre, lo mejor del evento es tener la oportunidad de encontrarte con la gente que sólo ves en estas ocasiones, pero aún aparte de eso, me quedo por ejemplo con que hacía tiempo que no tenía ganas de comprar nada en una convención y en ésta ocasión había no solamente novedades muy jugosas, como el recopilatorio de Tank Girl al cual me terminé resistiendo pero que tarde o temprano caerá... sino también un sinfín de pequeñas joyas a precios muy competitivos en los stands de oportunidades. Siempre me siento muy tentada de pillarme I's en formato revistilla, porque siempre la tienen en los stands de oportunidades, y otra vez lo he dejado pasar -porque me sigue dando reparo encontrarme páginas pegadas al coger éste manga en concreto de segunda mano- pero algún día picaré! Al final me lancé a por los DVD's, cosa que no tengo costumbre de hacer, pero me dije: venga, y me pillé FLCL y las pelis de Escaflowne y Millenium Actress. Enfin: que me sentía muy motivada éste año, lo cual está definitivamente bien.

Hice gender bend de Peter Pan, el mismo cosplay que usé para carnaval y ésta vez sí conseguí algunas fotos aunque por desgracia no demasiadas ni muy buenas... pero espero poder salvar alguna.

Me sigo peleando con la edición, pero ahí está por ahora
El siguiente "gran evento" relacionado con el manganime en Barcelona, si no voy errada, ya será el XXI Salón del Manga el cual se celebrará nuevamente en la Fira de Barcelona del 29 de Octubre al 1 de Noviembre de 2015.

Y vosotr@s, ¿estuvisteis en el Salón?, ¿qué os pareció?

A continuación dejo las fotos del evento:















Me encantó ésta tira cómmica <3















Algo que Hacer: 33 Salón Internacional del Cómic de Barcelona

diumenge, 5 d’abril de 2015

STEFANO MARTINO, BARRY KITSON, ELENA CASAGRANDE Y DAVID MESSINA SE SUMAN A LA LISTA DE INVITADOS

Autores tan destacados como Stefano Martino, creador del personaje Alan Dracon, el dibujante Barry Kitson (Harbinger), Elena Casagrande (Riesgo Suicida) y David Messina (The Bounce) se suman a la lista de invitados del 33 Salón Internacional del Cómic de Barcelona.
 
Barry Kitson se inició en el mundo de dibujar superhéroes en la década de los 80 y hoy por hoy ha pasado por las dos grandes, DC y Marvel. Ha dibujado desde The Amazing Spider-Man a Batman: Legends of the Dark Knight, pasando por Los Cuatro Fantásticos y The Adventures of Superman. Por su parte, Stefano Martino ha colaborado con el mismísimo George R.R. Martin, que pidió expresamente sus dibujos para la adaptación de Portales.
 
Por lo que respecta a Elena Casagrande, ha dibujado adaptaciones de series de televisión como True Blood o Expediente X, y ahora mismo está centrada en Riesgo suicida, junto a Mike Carey. David Messina ha colaborado con Marvel en más de una ocasión y recientemente ha finalizado The Bounce, con guiones de Joe Casey.
 
Barry Kitson
Barry Kitson comenzó su carrera profesional en la década de los 80, trabajando para Marvel UK en Spider-man y Transformers. Después trabajó para 2000AD, dibujando tanto Juez Dredd como Juez Anderson antes de saltar el charco y trabajar en EE.UU. para DC Comics, dibujando muchos de sus títulos emblemáticos, incluyendo Las aventuras de Superman, Batman, JLA: Año Uno, Azrael, Flash o La Legión de Superhéroes. En Marvel Comics también ha dibujado la mayoría de sus títulos más populares como The Amazing Spider-Man, Los Cuatro Fantásticos, Vengadores ¡Reuníos!Iron Man, Los Increíbles Hulks y El Poderoso Thor. Actualmente, Barry está encantado de haber renovado su asociación con Mark Waid para volver a dibujar la serie Empire mientras trabaja en Valiant dibujando Harbinger y Bloodshot (publicados en España por Aleta Ediciones). Su página oficial es http://barrykitson.com. Invitado en colaboración de Aleta Ediciones.
 
David Messina (Italia. 1974)
David Messina trabajó en animación antes de irrumpir en el mundo del cómic, primero en IDW Publishing y después en Marvel Comics y en Image. Comenzó publicando cómics eróticos en España, Italia y Francia, además de Nathan Never o Jonathan Steele para Bonelli, y cruzó el charco dibujando con G.I. Joe y Voltron (para Devil's Due) o Star Trek para IDW. Después de su paso por Marvel (en series como Lobezno y La Patrulla-X o Ultimate Comics Wolverine) y mientras continúa impartiendo clases en la Scuola Internazionale di Comics de Roma, acaba de publicar The Bounce, su gran serie para Image, con guiones de Joe Casey y que Aleta Ediciones publica en España. Podéis visitar su blog en www.davidmessinart.blogspot.it y su cuenta de Twitter es @Da_Mess. Invitado por Aleta Ediciones.
 
Elena Casagrande (Roma, Italia. 1983)
Elena Casagrande fue siempre una apasionada del dibujo, por eso decidió matricularse en la Scuola Internazionale di Comics de Roma. Mientras aún estudiaba, hizo de asistente de David Messina, que era su profesor, y empezó a trabajar para IDW Publishing, sello para el que aún trabaja. Se ha ocupado de series como Star Trek, Entre fantasmas, Infestation, True Blood, Doctor Who y Expediente-X. También ha trabajado para Marvel Comics, para quienes ha dibujado Ultimate Spider-Man y Hulk. Actualmente se ocupa de los cómics de Doctor Who que publica Titan Comics, y acude al Salón del Cómic invitada por Aleta Ediciones para presentar Riesgo Suicida, con guión de Mike Carey. La podéis seguir en su blog www.larawest.blogspot.com.es y en Twitter @LaraWest.
 
Stefano Martino (Génova, Italia. 1970)
Stefano Martino empieza su carrera profesional en 1996 trabajando para Sergio Bonelli Editore en diferentes series como Zona X, Legs Weaver, Nathan Never y Jonathan Steele. En 2006 crea el personaje de Alan Dracon, que se publica el mismo año en Italia de la mano de Star Comics y un año más tarde en España por Aleta Ediciones. En 2008 empieza una fructífera colaboración con IDW Publishing en EE.UU. y dibuja en series como Doctor Who, Angel, y por último un comic-book del escritor George R. R. Martin (que requiere personalmente sus dibujos) llamado Portales, que Aleta Ediciones publicó en España en 2013. Al mismo tiempo se compromete con la editorial francesa Soleil para dibujar dos volúmenes de Nosferatu con el escritor Oliver Peru, el primero de los cuales ve la luz en marzo de 2011, obteniendo una óptima acogida de crítica y público. A día de hoy sigue trabajando para Sergio Bonelli en Italia, para Soleil en Francia y preparando un posible regreso de Alan Dracon. Invitado en colaboración de Aleta Ediciones.

El 33 Salón Internacional del Cómic de Barcelona se celebrará del jueves 16 al domingo 19 de abril en Fira de Barcelona Montjuïc.