Algo que Hacer: XX Salón del Manga de Barcelona

divendres, 31 d’octubre de 2014

ARRANCA UN SALÓN DE ANIVERSARIO

El XX Salón del Manga de Barcelona se ha inaugurado oficialmente esta mañana, con la presencia de Xavier Trias, alcalde de Barcelona, Kazuhiko Koshikawa, embajador de Japón en España, Ferran Mascarell, consejero de Cultura de la Generalitat de Cataluña, Hiroyuki Ueno, director de Fundación Japón en España, Daniel Fernández, presidente de FICOMIC y del Gremio de Editores de Cataluña y Carles Santamaria, director del Salón del Manga de Barcelona.

Las autoridades han hecho un recorrido por los recintos de
l Salón, llenos desde primera hora de la mañana. El acto ha finalizado en la Sala de Actos 2 situada en la planta superior del Palacio 2, junto a la enorme exposición El espíritu de Japón, lugar en el que Daniel Fernández ha recordado que eventos como el del Salón del Manga de Barcelona, “el primer Salón del Manga en Europa”, demuestran que “Barcelona es toda una capital de la ilustración y del cómic”.

Hiroyuki Ueno, director de Fundación Japón en España, se ha mostrado encantado de que “el número de participantes no pare de crecer, año tras año” y que para ellos “es un honor poder volver a participar” en el certamen puesto que su misión es la de “promover el entendimiento mutuo entre las dos culturas”.

Por su parte, el conseller de Cultura, Ferran Mascarell, ha indicado que en estos 20 años, el Salón del Manga “ha tomado vida propia” y se ha convertido en “un auténtico fenómeno cultural”. “Hoy, el Salón es una manifestación de cultura popular en el sentido más amplio de la palabra, que permite combinar la singularidad, de nuestra propia cultural, con el entendimiento con otra”.

El embajador de Japón en España, Kazuhiko Koshikawa, ha calificado al Salón del Manga de Barcelona como “un evento pionero de la cultura popular japonesa en España” que ha servido, entre otras muchas cosas, “para que muchos jóvenes aprendan japonés con el fin de poder leer mangas”. “Deseo y confío en que el éxito siga siendo el mismo y el certamen pueda seguir realizando esta labor durante los próximos 20 años”.

Xavier Trias, alcalde de la ciudad, ha insistido en la idea apuntada por Fernández en que el Salón refuerza “el papel de Barcelona como capital del libro y la ilustración” y se ha mostrado confiado en que, con el aumento de espacio, “se superarán todas las expectativas”. Por último, ha señalado que Japón y Cataluña tienen “muchos elementos en común”, en especial, “el interés por el trabajo bien hecho”, y que, sin duda, el certamen, “forma ya parte de la ciudad de cultura que estamos construyendo entre todos”.

Por último, Carles Santamaria, director del Salón, ha señalado que actualmente “vivimos un nuevo japonismo” como el que se vivió a principios del siglo XX, cuando Japón se abrió al mundo. “Ahora es un nuevo japonismo globalizado, que tiene el manga y el anime como protagonista, y que está haciendo que los jóvenes se acerquen a la cultura japonesa”, ha añadido el director, que considera el certamen “una ventana de relación entre dos culturas que se quieren y se admiran mutuamente”.

El XX Salón del Manga de Barcelona ha arrancado con un día lleno de actividades. La primera conferencia del Salón tuvo lugar a las 13 horas en la sala de actos 1 del Palacio 1, Toni Torres, coleccionista de los Beatles y productor musical, habló de Los Beatles en Japón. A la misma hora, en el taller de cocina japonesa, se ha celebrado el Concurso Cata a ciegas de ingredientes japoneses. Y a las 18.30 horas nos visitará Jordi Roca, el mejor pastelero del mundo, de El Celler de Can Roca, para hablar de Los Postres de Jordi Roca que se sirven con sake.

A las 19.00 horas también en la sala de actos 1 el dibujante Ken Niimura tendrá un encuentro con los fans. Además de los conciertos y yincanas en el escenario situado en la plaza Universo, tendremos los talleres de juegos japoneses, de dibujo Pokémon, taller de manga, sala de meditación, talleres de macrobiótica, taller de vestir kimono, espacios de Reiki, Shiatsu, Kobido y el área de videojuegos de Nintendo y Bandai Namco Games. Las proyecciones de anime a Arenas Multicines comenzaron a las 16 horas del jueves.

El XX Salón del Manga de Barcelona se celebra del jueves 30 de octubre al domingo 2 de noviembre de 2014 en los palacios 1 y 2 y Plaza Univers de Fira de Barcelona en Montjuïc. Las sesiones de proyecciones de anime tendrán lugar los Arenas Multicines, situados en el centro comercial situado frente al recinto ferial en Plaza España. Para cualquier aclaración no dudes en ponerte en contacto con nosotros o consultar www.ficomic.com.

Algo que Hacer: XX Salón del Manga de Barcelona

diumenge, 19 d’octubre de 2014

LA ESPIRITUALIDAD JAPONESA INVADE ELSALÓN DEL MANGA DE BARCELONA
 
Una de las novedades del XX Salón del Manga de Barcelona es la creación del espacio El Espíritu de Japón, dedicado a las tradiciones, cultura y terapias naturales japonesas. Este espacio estará situado en la planta superior del Palacio 2 de Fira Barcelona, con una superficie de 6.000 metros cuadrados. Aquí estará ubicada la exposición de Ikebana creada por Reiko Ishitmatsu, de la Escuela Ikebana Bonsai; la muestra de Máscaras sobre los seres mitológicos japoneses Kappa y Yokai, que monta la asociación Wa Rei Ryu, y la exposición dedicada al vigésimo aniversario del Salón del Manga de Barcelona. María Sánchez, naturópata y terapeuta holística, coordina las actividades del espacio El Espíritu de Japón. En este recinto también habrá una muestra sobre los conceptos que definen el sentir interior de los japoneses con textos de Carla Tronu, doctora en Historia de Japón por la Universidad de Londres. Además habrá diversos jardines zen con bonsáis.
 
Esta planta superior del palacio 2 será un espacio vivo con diversas actividades: sala de meditación, espacios de Reiki, Shiatsu y Kobido, taller de Cocina Macrobiótica, taller de vestir Kimono y la Sala de Actos 2, donde tendrán lugar conferencias y mesas redondas sobre diferentes aspectos de la cultura, espiritualidad y terapias naturales japonesas. En este recinto también se ubicarán los stands de las entidades y empresas colaboradoras relacionadas con la cultura japonesa, como Fundación Japón, Consulado General de Japón en Barcelona, Casa Asia, Cine Asia y la Asociación Cultural Kimono Club Barcelona. Este espacio cuenta con la participación activa de la empresa de alimentación Mimasa-Ifigen, la Academia CENAC de terapias naturales, la entidad Reiki Energía Vital, la herbodietética Estrella de Betlem, la Escuela Macrobiótica de Catalunya (ESMACA) y Flores Navarro.

Algo que Leer: Las Ballenas Cautivas

divendres, 17 d’octubre de 2014




Título: Las Ballenas Cautivas 
Autor: Carlos Villanes Cairo 
Idioma original: Español 
País: España 
Editorial: El Barco de Vapor - Serie Naranja 
Primera Edición: 1991 
Número de páginas: 107 pág. 
Género: Juvenil, Drama, Ecologista 
ISBN: 9788434829671 
Sinopsis: 
"En pleno Polo Norte, Yak y su abuelo descubren una familia de ballenas atrapadas en el hielo. No pueden salir al mar y, por tanto, son incapaces de alimentarse. Van a una muerte segura. Gracias a los medios de comunicación, la noticia se extiende rápidamente por todo el mundo. El libro está basado en un hecho real." 

Algo que decir: 

Encontramos éste libro hace algunas semanas mi madre y yo en un mercadillo de viejo en el que arrasamos (5 libros por 10€, quiero decir... y nos regalaron uno porque le caímos majas al vendedor!).
Yo había visto, creo recordar, la película Big Miracle (Everybody loves Whales), de 2012, basada en los mismos acontecimientos que la novela (desconozco si directamente basada en la novela), y mi madre me dijo que ella había estado buscando este libro desde tiempo atrás, así que lo compramos sin dudarlo ni un segundo.

La novela pertenece a la serie naranja de Barco de Vapor, a la serie de los "niños grandes", esa que te sentías el puto puñetero amo del universo cuando comenzabas a leértela; porque sí, luego pasabas a la roja que era como todavía mejor, pero ya no le dabas la misma importancia (?).


La sinopsis es muy literal, deja poco a la imaginación y realmente no tengo mucho más que añadir al respecto... Yak y su abuelo descubren a tres ballenas atrapadas en el hielo; el inverno las ha pillado desprevenidas y el resto del grupo ha emigrado sin ellas hacia aguas más cálidas en las que sobrellevar la estación más fría. Las ballenas no pueden abandonar su pequeña prisión helada porque la distancia hasta mar abierto es demasiado larga para que la cubran en apnea, de modo que continúan incansablemente emergiendo por turnos a la superficie para respirar, pero el tiempo se les está agotando rápidamente ya que el hielo insiste en cerrarse sobre sí mismo y las ballenas no pueden conseguir alimento en esas condiciones... 

Las Ballenas Cautivas cuenta cómo toda la comunidad llega a conmoverse con el caso de éstas tres ballenas condenadas, y cómo se unirán para luchar por una causa común.
Es una historia corta y fácil de leer, aunque no estoy del todo de acuerdo con la edad a partir de la cual la recomiendan: la serie naranja supuestamente está pensada para niños a partir de 9 años, pero éste relato contiene fragmentos que me parecen demasiado... serios, para un niño de esa edad. Se habla mucho de intereses políticos, de cuestiones técnicas referentes al rescate de las ballenas, que hacen que la lectura se haga un poco lenta a veces, y creo que alguien más mayor disfrutaría más de esta lectura. Aparte de eso: es un relato enternecedor y con un mensaje de fondo que habla de la solidaridad, de cómo realmente la unión hace la fuerza, y de que, más de lo que creemos, "querer es poder". 

Para hacer boca: 
“…
Todo pasa, Yak, todo tiene un plazo y uno se da cuenta de que existía solamente cuando ya se ha ido… Por eso, tal vez, los esquimales siempre buscamos en un recién nacido la posibilidad de ver de nuevo a un ser querido que ya ha muerto…
…”

Algo que Hacer: XX Salón del Manga de Barcelona

dimecres, 15 d’octubre de 2014

CÓMO CONSEGUIR FIRMAS DE OBATA, HANAZAWA Y KEN NIIMURA 

Los autores Takeshi Obata, dibujante de Death Note, y Kengo Hanazawa, creador de I am a Hero, estarán presentes en el XX Salón del Manga de Barcelona. Norma Editorial organiza las sesiones de firmas de los dos mangakas japoneses a través de su web. En el caso de Ken Niimura no será necesario, ya que los números se entregarán una hora antes del inicio de cada sesión en el stand de la editorial.



Para que todos los asistentes tengáis las mismas oportunidades y la experiencia sea positiva para todos, este será el proceso a seguir: Sólo tenéis que rellenar un formulario con vuestros datos y escoger qué día y hora preferís la firma. En el caso de que queráis conseguir una firma de Kengo Hanazawa, deberéis rellenar el siguiente formulario: www.normaeditorial.com/blogmanga/blog/?p=8323. Si lo que buscáis es una firma de Takeshi Obata, entonces el formulario es www.normaeditorial.com/blogmanga/blog/?p=8320.

Ambos formularios estarán activos desde el 13 de octubre, y el plazo acabará el próximo 23 de octubre a las 23:59, hora peninsular española. Sólo se permite un formulario por persona. El 24 de octubre se sortearán los números por sesión y los afortunados recibirán un correo electrónico de confirmación, al que deberán responder para confirmar.

Para recoger su número, los ganadores deberán pasar por el stand de Norma Editorial en el Salón del Manga de Barcelona y dirigirse a la caja especial que se habrá habilitado y señalizado claramente. Allí deberán presentar el correo electrónico de confirmación, su DNI y adquirir un volumen cualquiera de todos los publicados por sus autores. Con este proceso, recibirán el número para hacer la cola de firmas del día seleccionado. El número se puede recoger cualquier día previo a la sesión de firmas y hasta 30 minutos antes del inicio de la sesión asignada.

Hay que destacar que los autores NO FIRMARÁN LIBROS, sino unas láminas especiales y exclusivas para este XX Salón del Manga de Barcelona. Todas las sesiones de firmas se harán en el stand de Norma Editorial. Los horarios previstos de las firmas son los siguientes. Takeshi Obata firmará el viernes 31 de octubre entre las 16:30 y las 18:00 horas y el sábado 1 de noviembre de 16:00 a 17:30 horas. Por su parte, Kengo Hanazawa firmará el viernes 31 de octubre y el sábado 1 de noviembre entre las 18:30 y las 20:00 horas. Las sesiones de firmas de Ken Niiumura serán el viernes 31 de octubre de 17:00 a 18:00h; sábado 1 de noviembre de 11:00 a 12:30h y de 16:30 a 18:00h y el domingo 2 de noviembre de 12:00 a 13:30h.

Os recordamos, además, que Takeshi Obata nos ha pedido que no le hagamos fotografías, ya que es muy celoso de su intimidad. Por favor ¡respetemos sus deseos!

Algo que Hacer: XX Salón del Manga de Barcelona

dimarts, 14 d’octubre de 2014

600 INVITACIONES PARA LOS COSPLAYERS DE POKÉMON DEL DOMINGO 2 DE NOVIEMBRE

El XX Salón del Manga de Barcelona pone a disposición de los cosplayers de Pokémon 600 invitaciones para que puedan entrar gratis el domingo 2 de noviembre.
La invitación, que será unipersonal, se podrá conseguir a partir del  miércoles 15 de octubre a las 17:00 h. en la web www.ficomic.com


Solo se podrá obtener una invitación por persona y se deberá introducir el código promocional POK14.

Una vez agotadas las 600 invitaciones, dicha promoción se dará por finalizada. Para poder acceder gratis el domingo 2 de noviembre al Salón del Manga de Barcelona será imprescindible llevar el cosplay de Pokémon al entrar al recinto y llevar una copia impresa de la invitación.  El acceso será únicamente por Plaza Univers.

Algo que Leer: Tenemos que hablar de Kevin

dilluns, 13 d’octubre de 2014



Título: Tenemos que hablar de Kevin [We need to talk about Kevin]
Autor: Lionel Shriver
Idioma original: Inglés
País: EUA
Editorial: Anagrama
Primera Edición: 2003
Número de páginas: 607 pág.
Género: Drama, Narrativa, Sociedad
ISBN: 9788433973504


Sinopsis:
“Eva es una mujer satisfecha consigo misma. Es autora y editora de guías de viaje para gente tan urbana y feliz como ella, tiene su propia empresa y recorre el mundo buscando material para sus libros. Casada desde hace años con Franklin, un fotógrafo e iluminador que trabaja en publicidad, decide, ya cerca de los cuarenta años y tras muchas dudas, tener un hijo. Y el producto de tan indecisa decisión será Kevin. Eva ha optado por la maternidad en un acto de amor, una noche en que la inesperada tardanza de su marido y la angustia de la espera la hicieron tomar conciencia de la mortalidad de Franklin, de su propia mortalidad. Pero, casi desde el comienzo, nada se parece a los inefables mitos familiares de la clase media urbana y feliz. Para empezar, Eva siente que Franklin se ha apoderado de su maternidad y la está convirtiendo a ella en el mero contenedor del hijo por nacer, privándola de placeres tan apreciados por Eva como el sexo, el gimnasio o el vino.

Y cuando nace, Kevin es el típico bebé difícil que tortura a los padres con sus llantos, que no quiere comer y hasta parece rechazar a su madre. Y con el tiempo se convertiré en el terror de las niñeras, en un adolescente terrible, en el monstruoso antihéroe a quien nada le interesa sino la belleza de la pura maldad. Y en ese trayecto con final sangriento, dos días antes de cumplir Kevin los dieciséis años, el niño es un enigma para su madre, que nunca lo ha podido querer.”


Algo que decir:
Me ocurrió algo curioso con Tenemos que hablar de Kevin, y es que aunque sabía antes de comenzar que se trataba de una obra de ficción, ideada por un escritor varón, llamado Lionel Shriver, no pude evitar transcurridos un puñado de capítulos cerrar la novela y volver a la portada, para cerciorarme de que en ella no figuraba Eva Khatchadourian como su autora. Es extraño cómo ésta lectura consiguió, cabe decir que en un continuo y no como el resultado de un momento de despiste por mi parte, inducirme de la sensación de que realmente me encontraba leyendo las cartas de Eva a su ex-marido, Franklin. Ésta impresión fue suficientemente fuerte como para que, en el momento de escribir ésta reseña, no me atreviera a hacerlo directamente como he hecho en tantas otras ocasiones sino que sentí la necesidad imperiosa de cerciorarme que la obra no estuviera basada en un caso real. Puede que fuera también por ésta falsa sensación de realidad que mis sensaciones a medida que avanzaba en la lectura fueran tan vívidas: no podía evitar sentirme herida por el carácter machista que traslucía en las acciones y comentarios de Franklin, por la forma en que ninguneaba a Eva o por la forma en que ella misma parecía faltarse al respeto, en mi opinión, ensalzando el virtuosismo de un esposo a quien en mi humilde opinión le profesaba una fidelidad y afecto desmedidos, que yo no podía menos que juzgar inmerecidos. Claro que éstos son temas sensibles para mi, que tengo una consabida tendencia a enfadarme con éstas cosas pero, de todos modos, y aunque a medida que el relato tocaba fin entendí muchas cosas, sigo pensando que Eva como esposa tenía cierta vocación de mártir.

A la necesaria pregunta de si lo recomendaría, respondo con un rotundo SÍ. Cuando anuncié que me disponía a leer ésta novela, hubo quienes me la recomendaron encarecidamente, y quienes me lo desaconsejaron con igual vehemencia. Puedo comprender ambas posturas, pues aunque la historia para mi gusto raya la perfección, con todos sus detalles y precisamente por el modo en que se entretiene y recrea en cada uno de ellos, veo también que precisamente esa lentitud al desarrollar la trama, esa forma de avanzar y retroceder, contando en ocasiones los hechos de forma aparentemente aleatoria y volviendo sobre ellos ocasionalmente, puede llegar a resultar cansina, a hacer la lectura pesada. Aunque, debo añadir, yo sospecho que es justamente ese recurso de volver una y otra vez sobre los hechos, de forjar entre ellos una relación y tratar de hallar verdades ocultas lo que consiguió hacerme creer que se trataba realmente de las cartas de Eva tratando de entender qué pasó para que las cosas terminaran tan mal.

Finalmente, en ésta ocasión, decidí seleccionar múltiples fragmentos de la lectura porque, cada uno por motivos particulares, llamaron mi atención y no quería dejar de compartirlos. Esto es parte debido a que disfruté realmente de ésta lectura, del modo en que Shriver hila las palabras con lo que a mí me parece genuina habilidad, de cómo consigue que el uso de un lenguaje tan preciso –casi me atrevería a decir académico- no resulte repelente; y parte al hecho que a medida que avanzaba en ésta lectura se destapaban, uno tras otro, toda una serie de dilemas morales que me resultaron francamente interesantes. Soy consciente, de que gran parte de las citas a que finalmente me he referido forman parte del primer tercio de la novela y pueden no dar una imagen de conjunto de ésta sino encasillarse en lo que podría parecer una extensa introducción pero, enfin, siempre he sido de la opinión que los detalles son relevantes, y esta es una afirmación que se encuentra también muy en consonancia con ésta novela.
 
Para hacer boca:
“…
Pero sabías exactamente qué era lo que quería decir. No que la felicidad sea algo aburrido. Es algo que no se puede explicar. Y una de nuestras diversiones más absorbentes, a medida que envejecemos, consiste en explicar, no sólo a los demás, sino a nosotros, nuestra propia historia. Bien que lo sé: cada día me la cuento y me persigue como un perro fiel. En consecuencia, el único aspecto en que me aparto de mi personalidad joven es que ahora considero terriblemente afortunadas a todas las personas que tienen muy poca o ninguna historia que contar.
…”

“…
Desde la última vez que te escribí, he estado rebuscando en mi desván mental mis reservas iniciales acerca de la maternidad. Recuerdo, de hecho, un montón de temores, aunque equivocados todos ellos. Si me hubiera puesto a catalogar los inconvenientes de la paternidad, jamás se me habría ocurrido escribir en la lista que “mi hijo pudiera convertirse en un asesino”. Más bien, hubiera pensado cosas como éstas:
  1. Discusiones.
  2. Menos tiempo para nosotros dos. (O, más bien, nada de tiempo para nosotros dos.)
  3. Otras personas. (Reuniones de la Asociación de Padres y Maestros. Profesoras de ballet. Los insoportables amigos del niño y sus insoportables padres.)
  4. Ponerse como una vaca. (Yo era delgada y prefería seguir siéndolo. Mi cuñada había tenido varices en las piernas durante el embarazo, que nunca desaparecieron, y la perspectiva de unas pantorrillas marcadas con ramificaciones me mortificaba más de cuanto pudiera decir. Así que no lo decía. Soy presumida, o lo fui, y una de mis vanidades era la de fingir que no lo era.)
  5. Un altruismo antinatural: verse forzada a tomar decisiones ateniendo a lo mejor para otro. (Soy una cerda.)
  6. Recorte de mis viajes. (Advierte que escribo recorte, no conclusión.)
  7. Aburrimiento enloquecedor. (Los niños pequeños me parecían brutalmente aburridos. Eso era algo que admití desde un principio.)
  8. Vida social devaluada. (Jamás había mantenido una conversación decente si en la habitación estaba el crío de cinco años de una amiga.)
  9. Descenso social. (Yo era una empresaria respetada. En cuanto llevara a remolque a un chiquillo, todos los hombres que conocía –y todas las mujeres, lo que todavía es más deprimente- me tomarían menos en serio.)
  10. Pagar el capricho. (La paternidad es el pago de una deuda. Pero… ¿quién quiere pagar una deuda de la que puede escaparse? En apariencia, quienes no tienen hijos se libran con alguna artimaña. Además, ¿de qué sirve pagar una deuda a quien no se la debes? Sólo la madre más retorcida siente compensados sus desvelos por el hecho de que, finalmente, la vida de su hija resulte tan horrorosa como la suya.)
Éstos, en la medida en que puedo recordarlos ahora, eran los mezquinos recelos que sospesaba por anticipado, y he tratado de no contaminar su pasmosa ingenuidad con lo que ocurrió realmente. Es evidente que las razones para seguir yerma -¡qué palabra tan devastadora!- se reducían a inconvenientes y sacrificios sin importancia. Eran egoístas, mezquinas y cortas de miras, de forma que cualquiera que compilara semejante catálogo y eligiera, a pesar de todo, retener su minúscula, ordenada, falta de aire, estática y, finalmente, medio seca vida sin familia, no sólo era una persona corta de vista, sino también terrible.
…”

“…
Durante años estuve esperando aquella urgencia apremiante de la que siempre había oído hablar, aquel deseo narcotizante que empuja inevitablemente a las mujeres sin hijos hacia los cochecitos de desconocidas en los parques. Necesitaba verme arrastrada por el imperativo hormonal, despertar un día y pasar mis brazos alrededor de tu cuello, abrazarte y rogarte que mientras aquella flor negra florecía detrás de mis ojos, me dejaras con un hijo. (Con un hijo. Hay un maravilloso calorcillo en esa expresión, un antiguo y tierno reconocimiento de que durante nueve meses vas a tener compañía dondequiera que vayas. Preñada, en cambio, es una palabra pesada y voluminosa, y siempre suena a mis oídos como una mala noticia: “Estoy preñada.” E instintivamente me imagino a una chiquilla de dieciséis años en la mesa del comedor –pálida, con mala cara, con un novio que es un sinvergüenza-, que no sabe cómo decirle a su madre lo que ésta más teme.)
…”