Algo que Leer: Junts

divendres, 31 d’agost de 2012



Título: Junts [Matched]
Autor: Ally Condie
Idioma original: Inglés
País: EUA
Editorial: La Galera, SAU Editorial. Segell Lluna Roja
Primera Edición: 2010
Traducción: Jordi Vidal i Tubau
Número de páginas: 361
Género: Juvenil, Distopía, Romance
ISBN: 9788424635787

Sinopsis:  
"La Cassia viu en una societat aparentment perfecta. No hi ha malalties ni preocupacions. Els funcionaris ho controlen tot, el menjar, la feina, les hores de lleure, la data de la mort i la persona que has d'estimar. I la Cassia, ara que té disset anys, s'enfronta a la festa de l'aparellament, on coneixerà el noi que la societat ha triat per a ella. La cara que hi veu, la d'en Xander, no la sorprèn: han estat amics d'infantesa. Però un cop a casa, quan visualitza les dades de la targeta informativa, apareix una altre cara. I a partir d'aquell moment, davant la Cassia s'obre un món inquietant i ple d'incertesa i prohibicions que podria fer trontollar tot el seu sistema de vida."

Y en Castellano:
"Cassia vive en una sociedad aparentemente perfecta. Sin enfermedades ni preocupaciones. Los funcionarios lo controlan todo, la comida, el trabajo, las horas de ocio, la fecha de la muerte y la persona a quien debes amar. Y Cassia, ahora que tiene diecisiete años, se enfrenta a la fiesta del emparejamiento, donde conocerá al chico que la sociedad ha elegido para ella. La cara que ve, la de Xander, no la sorprende: han sido amigos desde la infancia. Pero una vez en casa, cuando visualiza los datos de la tarjeta informativa, aparece otra cara. Y a partir de ese momento, enfrente de Cassia se abre un mundo inquietante, lleno de incertidumbre y prohibiciones que podría hacer trastabillar todo su sistema de vida."  

Algo que decir:
Va de distopías la cosa últimamente, parece... no, enserio: opino firmemente que estamos en la era de las distopías, igual como hay temporadas en que otros géneros imperan, de un tiempo atrás salieron todo un seguido de sagas de inspiración distópica, unas más interesantes que otras pero que, en definitiva, colmaron en parte el mercado editorial. No emito un juicio al respecto, porque la verdad ni me va ni me viene, pero no deja de ser curioso: es como si ahora de repente pegara muy fuerte la preocupación por el futuro, no? Será cosa del hipotético inminente apocalipsis Maya de 2012, a saber (o no), pero se detecta cierta nostalgia por lo antiguo y la crítica social va servida por todos lados. Será eso, o que ya se nos cae la cara de vergüenza al suelo de ver la dirección dudosa en la que avanza el mundo... personalmente, yo a veces no sabría decir si vamos para delante o para atrás en algunas bastantes cosas.
En fin... distopías. En ocasiones, ¡quién las pillara!

Matched es la primera entrega de la trilogía homónima de Ally Condie, escritora estadounidense que ya publicara anteriormente algunos libros auto conclusivos, y la saga Yearbook, compuesta también de tres libros y que trataba, a grandes rasgos, sobre las aventuras y desventuras clásicas de la adolescencia.
Siguiendo en su línea más o menos habitual de género adolescente, Condie se adentra con Matched en una trama en la que inventa una sociedad hipotéticamente ideal, donde sus habitantes no conviven con el sufrimiento de tomar grandes decisiones en la vida, o con el miedo de enfermar o morir de forma virulenta. Todo dentro de la Sociedad está controlado por sus diligentes funcionarios, que velan por la seguridad y bienestar de sus conciudadanos: la ropa, la comida, el empleo, el tiempo de ocio, las actividades deportivas y aficiones, la pareja ideal, y hasta el mismo momento de la muerte; todo está calculado, perfectamente sincronizado hasta el más mínimo detalle, en un sistema aparentemente sin fisuras dispuesto para procurar vidas "plenas".
En medio de ésta Sociedad está Cassia, una joven cuya única preocupación al comenzar la historia es "¿quién será mi futuro marido?" Se dirige a la fiesta del apareamiento donde, tras una suntuosa cena tiene lugar una ceremonia durante la cual cada adolescente es llamado por su nombre y la pareja que le ha estado asignada aparece en una gran pantalla. Cassia está muy nerviosa, pero el resultado no es del todo sorprendente cuando en la pantalla aparece Xander, su mejor amigo de toda la vida; ¿cómo podría ser mejor? se alegra, pensando que no tendrán que pasar por toda esa incómoda, y probablemente violenta, rutina de conocer a una persona nueva, familiarizarse con ella, encontrar la confianza entre ambos... todo parece perfecto y Cassia regresa a su casa muy satisfecha, feliz incluso. Pero algo extraño ocurre cuando, al día siguiente, intenta visionar la tarjeta de datos sobre Xander que le entregaron: no es su cara la que aparece, sino la del enigmático Ky.
A partir de lo que los funcionarios rápidamente justifican como un "error aislado", entregándole una nueva tarjeta de datos a Cassia, las cosas empezarán a enredarse a su alrededor. Parece que el mundo en el que ha vivido hasta ahora ha perdido repentinamente su fachada de seguridad y perfección... o quizá es que siempre fue así, y ella no lo notó nunca antes. Algo ha empezado a cambiar, no tanto a su alrededor como dentro de Cassia, y naturalmente todo cambio genera una reacción...

Leí muy buenas críticas de éste libro antes de que cayera en mis manos, de modo que en cuanto lo tuve me apresuré a leerlo, después del segundo de LJdH: Catching Fire, todo recordando que la amiga Miyu me había advertido que no lo leyera después de... ¿qué libro había dicho? Bueno, si: lo recordé después de terminarlo; como es de suponer, me dijo que no lo leyera después de LJdH, pero con las prisas se me olvidó, y como es costumbre tenía razón en advertirme, porque aunque los argumentos no sean exactamente iguales, sí tienen muchas cosas en común, cosas que suele pasar dentro del género... o soy la única que siempre encuentra reminiscencias, por ejemplo, del amigo Orwell en todos los títulos de trama distópica? Motivo por el cual no es buena idea leerse varios seguidos, porque es difícil llegar al final sin pensar: pero si son básicamente iguales! Eso te agua un poco la lectura, la verdad.
Aún con todo, Matched tiene su propio encanto, y sus propios defectos también. Por un lado destacaré lo mejor: el lenguaje sencillo pero muy rico con que está narrada la historia consigue descripciones muy vivas, y eso hace que la historia resulte fresca y ligera a medida que lees. Por contra, los personajes no terminan de convencer: yo no terminé de estar segura de si me caían bien o mal, creo que más bien me dejaron bastante indiferente... todos, en general, lo cual muy positivo, no es. También considero que, aunque la lectura resulte ligera y sea de esos libros que "no cuestan de leer", tampoco diría que eso sea debido a una trama trepidante sino simplemente a un estilo de escritura agradable; al terminar el libro la impresión que me dejó es que habían pasado pocas cosas, que me había quedado atontada entre palabras bien escogidas y nada más... creo que pudo ayudar a crearme esa impresión lo que comento más arriba, que no supe elegir bien el momento de leerlo y lo hice seguido de otro libro donde el mensaje era demasiado similar, de modo que supongo que deberé espera a leer la siguiente entrega de la trilogía, Crossed, para decidir si la primera impresión fue o no acertada, pero la cosa por ahora queda ahí. 

Para hacer boca (fragmento extraído de una página al azar):
"…
No han trobat la mostra. Em cau l'ànima als peus. El pare està dret al centre de la sala mentre l'equip biomèdic el renya.
-Com ens ha pogut fer una cosa així?
Ell sacseja el cap.
-No ho sé. És imperdonable.
Les seves paraules sonen monòtones, com si les hagués repetit tantes vegades que ha renunciat a qualsevol esperança que els funcionaris el creguin. Està plantat ben dret, com fa sempre, però la seva cara té un aspecte cansat i envellit.
-Ja es deu fer càrrec que ara ja no hi ha cap manera de fer-lo tornar -diuen.
El pare assenteix, amb el rostre ple de tristesa. Tot i que estic enfadada amb ell per haver perdut la mostra, sé que se sent molt malament. És clar que sí. "Es tracta de l'avi." Malgrat la meva ira, m'agradaria agafar la mà del papa, però hi ha massa funcionaris al seu voltant.
Em sento plena d'hipocresia. Avui jo també he fet una cosa contra les normes, i el que he fet ha estat intencionat.
..."

Y Traduzco:
"…
No han encontrado la muestra. Me cae el alma a los pies. Papá está de pie en el centro de la sala mientras el equipo biomédico lo riñe.
-¿Cómo nos ha podido hacer algo así?
Él menea la cabeza.
-No lo sé. Es imperdonable.
Sus palabras suenan monótonas, como si las hubiera repetido tantas veces que ha renunciado a cualquier esperanza de que los funcionarios lo crean. Está ahí plantado muy derecho, como siempre hace, pero si tara presenta un aspecto cansado y envejecido.
-Ya debe ser consciente que ahora ya no hay forma de regresarlo -dicen.
Papá asiente, con el rostro lleno de tristeza. A pesar de mi enfado con él por haber perdido la muestra, sé que se siente muy mal. Claro que sí. "Se trata del abuelo." A pesar de mi ira, me gustaría tomarle de la mano, pero hay demasiados funcionarios a su alrededor.
Me siento llena de hipocresía. Hoy yo también hice algo contra las normas, y lo hice de forma intencionada.
..."

Algo que Leer: Els Jocs de la Fam II - En Flames

dimarts, 28 d’agost de 2012



Título: Els Jocs de la Fam II: En Flames [The Hunger Games: Catching Fire]
Autor: Suzanne Collins
Idioma original: Inglés
País: EUA
Editorial: Estrella Polar
Primera Edición: 2008
Traducción: Armand Carabén i Mercè Santaulària
Número de páginas: 421
Género: Juvenil, Distopía
ISBN: 9788499320526

Sinopsis:  
"Contra tot pronòstic, la Katniss i en Peeta han guanyat els Jocs de la Fam. Però per ara la recompensa d'una vida segura i sense complicacions haurà d'esperar. Han vençut desafiant les normes del Capitoli i, sense voler-ho, s'han convertit en l'espurna de la revolta imminent. El foc es propaga i el Capitoli clama venjança."

Y en Castellano:
"Contra todo pronóstico, Katniss y Peeta han ganado los Juegos del Hambre. Pero por ahora la recompensa de una vida segura y sin complicaciones tendrá que esperar. Vencieron desafiando las normas del Capitolio y, sin quererlo, se han convertido en la chispa de la revolución inminente. El fuego se propaga y el Capitolio clama venganza."  

Algo que decir:
Segunda entrega de la aclamadísima trilogía The Hunger Games de Suzanne Collins. ¿Qué decir? En primer lugar: que los que no leyeron todavía el primer libro, no sigan leyendo aquí; no por nada, porque ya la sinopsis destripa poco más o menos todo lo destripable en cuanto a la primera entrega, pero de todos modos: las cosas se hicieron siguiendo un orden para algo, señores.

Terminados los Juegos, Katniss y Peeta se ven inmersos en una nueva vida. Están de vuelta en su distrito 12, pero nada es como solía ser: dejaron sus antiguas casas y ahora residen en Ciudad Victoria, la zona del distrito con preciosas casas nuevas reservadas a los vencedores, en la que su único vecino es el alcohólico Haymitch, quien fuera su representante y mentor durante los Juegos y único superviviente perteneciente al distrito de los mineros hasta la pasada edición.
El nuevo rol de Katniss y Peeta pasa por seguir manteniendo la farsa que urdieron para escapar con vida del Capitolio tras vencer en los Juegos desafiando sus reglas: fingen ser una pareja, delante de las cámaras, ya que es el único modo de que las masas sigan creyendo que el gesto subversivo de Katniss fue un acto de locura por amor, y no una muestra de rebeldía hacia la autoridad capitolina. Están convencidos de que su pequeño teatro consiguió convencer a todo el mundo y que, pasada la Gira de la Victoria que inminentemente deben realizar por todo Panem exhibiéndose como los flamantes vencedores de la pasada edición de los Juegos, todo el mundo se olvidará de ellos y podrán recuperar sus vidas y su anonimato.
Pero las cosas nunca son tan sencillas como parecen: eso es lo que Katniss comprende cuando recibe la indeseable visita del Presidente Snow.
Pronto las cosas empezarán a cambiar en Panem, mientras Katniss y Peeta se ven forzados a prometerse en matrimonio por las exigencias del Presidente, comprenden que ya nada aplacará su furia: parece que la segunda revuelta ha comenzado y corre como la pólvora por varios distritos, el dominio del Capitolio sobre Panem empieza a trastabillar mientras, lenta pero inexorablemente, se acerca la siguiente Cosecha, unos Juegos del Hambre especiales que tienen lugar cada 25 años: el Vasallaje. Durante los años de Vasallaje, las reglas que rigen los juegos sufren grandes alteraciones, consiguiendo hacer de ellos ediciones especialmente duras para el pueblo: la primera vez que se hizo cada distrito tuvo que votar qué tributos presentaría a los Juegos, en lugar de ser elegidos por azar; la segunda vez fueron elegidos el doble de tributos por cada distrito: fue la edición en la que Haymitch resultó vencedor; y éste es el 75º aniversario de los Juegos, la tercera vez que el Vasallaje sorprenderá a los habitantes de Panem con sus crueles reglas... nadie imagina qué clase de cruel norma les deparará el Capitolio, pero no dan crédito a lo que oyen cuando el maligno Presidente Snow anuncia en un especial televisivo la norma que regirá los 75º Juegos del Hambre: los tributos participantes serán sorteados entre los vencedores de cada distrito!
Katniss, como única chica vencedora del distrito 12, deberá ingresar en la arena sin posibilidad de escapar, y a pesar que el representante masculino elegido por el azar es Haymitch, Peeta se presenta voluntario en su lugar. La historia se repite para los amantes condenados del distrito 12, y no parece que ésta vez vayan a tener la misma suerte que en la edición anterior...

A mí, me gustó más ésta segunda parte que el primer libro de la saga. Como siempre se dice es cuestión de gustos, pero creo que la mayoría de los lectores coincidirán conmigo en que el primer libro no era más que una introducción, una precuela para preparar el terreno a lo que venía. No tiene sentido hablar de distopía si no se pone en marcha una revolución que termine con ella, y al terminar el primer libro a pesar del supuesto triunfo de Katniss y Peeta seguíamos inmersos en la misma sociedad distópica, sometida, que cuando empezó todo; Catching Fire prende la mecha de la revolución que, se anticipa, tomará sus auténticas dimensiones en la tercera entrega de la trilogía, Mockingjay. 

Para hacer boca (fragmento extraído de una página al azar):
"…
No responc. La finestra és oberta de bat a bat i sento com si el vent tallés a través meu com si fos fora.
-Admetré que ha estat més fàcil per al noi. Ha vingut aquí abans que no hagi pogut treure el tap de l'ampolla. M'ha suplicat poder tenir una nova oportunitat de guanyar. Però, què puc dir jo? -M'imita la veu.- Ocupa el seu lloc, Haymitch, perquè en aquestes condiciones, prefereixo que en Peeta tingui una oportunitat per al que li queda de vida abans que no tu?
Em mossego els llavis perquè, un cop dit, m'adono que realment és el que vull. Que en Peeta visqui, encara que això signifiqui la mort d'en Haymitch. No, això tampoc ho vull. De vegades el mataria, sí, però en Haymitch ara és de la meva família. “Per què he vingut?", penso. "Què carai puc esperar treure'n, d'aquesta visita?".
-He vingut a beure- dic.
En Haymitch esclafeix a riure i posa l'ampolla amb violència sobre la taula. Passo la màniga per damunt del coll i me l'acosto a la boca per fer-hi unes quantes glopades, abans no estossego. Llavors em calen uns quants minuts per recuperar-me, i fins i tot els meus ulls i nas continuen rajant licor. Però dins meu, és com foc i m'agrada.
..." 

Y Traduzco:
"…
No contesto. La ventana está completamente abierta y siento como si el viento cortara a través de mí como si estuviera fuera.
-Admitiré que ha sido más fácil para el chico. Vino aquí antes que pudiera descorchar la botella. Me suplicó poder tener una nueva oportunidad de ganar. Pero, qué puedo hacer yo? -Me imita la voz.- Ocupa su lugar, Haymitch, porque en éstas condiciones, prefiero que Peeta tenga una oportunidad para lo que le queda de vida antes que tú?
Me muerdo los labios porque, en cuanto lo dice, me doy cuenta de que realmente es lo que deseo. Que Peeta viva, aunque eso signifique que Haymitch muera. No, tampoco quiero eso. En ocasiones lo mataría, sí, pero Haymitch pertenece ahora a mi familia. "¿Para qué he venido?", pienso. “¿Que caray puedo esperar sacar, de esta visita?".
-He venido para beber- digo.
Haymitch rompe a reír y pone la botella violentamente sobre la mesa. Paso la manga por el cuello y me la acerco a la boca para echar unos cuantos tragos, antes de comenzar a toser. Entonces necesito unos cuantos minutos para recuperarme, e incluso mis ojos y nariz siguen manando licor. Pero en mi interior, es como fuego y me gusta.
..."