Algo que Ver: Mi Vecino Totoro

dimecres, 28 de desembre de 2011


Título: Mi Vecino Totoro [Tonari no Totoro]
Año: 1988
País: Japón
Idioma: Japonés 
Género: Animación, Infantil, Fantasía 
Duración: 85 minutos 
Director: Hayao Miyazaki
Escrita por: Hayao Miyazaki
Productor ejecutivo: Yasuyoshi Tokuma
Producción: Studio Ghibli
Música: Joe Hisaishi

Sinopsis: 
"Mei y Satsuki son dos hermanas que se mudan con su padre a vivir a una cabaña en el campo. Un día, por casualidad, la más pequeña descubre la existencia de los totoros: espíritus guardianes del bosque que sólo los niños de corazón puro son capaces de ver.
Junto a estas entrañables criaturas y al Gatobús, Mei y su hermana descubrirán e verdadero valor de la amistad, del amor y de la familia en una maravillosa e inolvidable aventura que les llevará más allá de su imaginación." 

Algo que decir:
Mi Vecino Totoro, más comúnmente conocida como sencillamente Totoro, es una película de culto dentro del género de la animación japonesa. Fue el cuarto largometraje producido por la compañía nipona Studio Ghibli, dirigido por el aclamado director de la misma, Hayao Miyazaki, y magistralmente musicada por Joe Hisaishi, otro habitual de la empresa.
Aun siendo uno de los primeros títulos que Studio Ghibli sacara en sus inicios, Mi Vecino Totoro sigue siendo una de sus producciones más representativas y emblemáticas, siendo incluso un pequeño Totoro el logotipo de la compañía.

Narra la historia de dos hermanas que se mudan a vivir a una antigua casa de campo con la única compañía de su padre, mientras su madre se encuentra hospitalizada aquejada de tuberculosis. Es por motivo de su enfermedad que la familia, inicialmente urbanita, se desplaza a dicha zona rural para poderla visitar con mayor asiduidad ya que era costumbre antiguamente que los enfermos de tuberculosis fueran mandados a vivir al campo donde la ausencia de polución y la vida saludable favorecieran su recuperación.
El padre es profesor de antropología en la universidad, por lo que pasa mucho tiempo fuera de casa y a pesar de ponerle todo el empeño e ilusión del mundo no alcanza a manejar la situación con la soltura necesaria. Satsuki, la hija mayor, se echa a los hombros la carga de cuidar de su hermana Mei (que es todo un trasto) y ambas comparten toda suerte de experiencias fantásticas explorando su nuevo hogar.

En realidad se trata de una historia muy sencilla y, probablemente, es precisamente por eso por lo que funciona tan bien. Ante las dos niñas se abre un mundo de fantasía que parece dispuesto a distraerlas de la dura realidad a la que se enfrentan: el dudoso estado de salud de su madre, el absentismo paterno, el cambio de colegio, de amigos... A pesar de partir de un argumento escueto, Totoro llena fácilmente 85 minutos de la mejor animación tradicional, fotograma a fotograma y con todo el lujo de detalles al que nos tiene acostumbrados la cuidada estética de las producciones made in Ghibli. Es una de esas películas para ver en familia, enternecerse y soltar muchos aaahh~'s y oooohh~'s, completa y absolutamente recomendable, además de especialmente sorprendente por la cuidada construcción del carácter y comportamiento de los personajes en relación a sus respectivas edades, que resulta absolutamente creíble y doy fe de que es uno de esos aspectos que suele fallar mucho en otras producciones, de ésta u otras compañías...

Curiosidades:
  • La madre de Hayao Miyazaki, el director, sufrió también de tuberculosis en 1947 y estuvo hospitalizada durante 9 años siendo él pequeño. Dícese por ahí que Totoro reúne en consecuencia cierto contenido autobiográfico por su parte, pudiéndose identificar al autor con los personajes principales en calidad de infante separado de su madre enferma.
  • Los nombres de ambas niñas hacen referencia al mes de Mayo. Mei es la transcripción fonética de May (Mayo en inglés), y Satsuki era el nombre con el que antiguamente se denominaba en Japón el quinto mes. 
  • En la versión original Mei no vocaliza demasiado, es debido a eso que dice Totoro en lugar de Totôru, que es cómo se pronuncia Troll en nipón. Es decir: Totoro en realidad vendría a ser Troll... ya no suena tan mono eh?
  • En la idea original la protagonista era una sola niña de 6 años, pero finalmente se decidió desdoblar el personaje en dos hermanas. Esto causó algunas confusiones entre los fanáticos ya que circulaban imágenes donde aparecía Totoro esperando al Gatobús en la parada junto a una sola niña pequeña... Nótese: es la imagen de la carátula habitual de ésta película. Generalmente los aficionados suelen pensar al ver ésta imagen que la niña que aparece en ella es Mei, aunque se ve algo más mayor que ella y su ropa se corresponde con la que luce en la escena a la que se refiere la imagen.  
Para hacer boca:


Algo que leer: El Herbario de las Hadas

dilluns, 26 de desembre de 2011



Título: El Herbario de las Hadas [L'Herbier des Fées]
Autor: Benjamin Lacombe, Sébastien Perez
Idioma original: Francés
País: Francia
Editorial: Edelvives
Primera Edición: 2011
Traducción: Elena Gallo Krahe
Ilustración: Benjamin Lacombe
Número de páginas: 67 páginas
Género: Ilustración, Fantasía, Investigación
ISBN: 9788426381828

Sinopsis:
"El herbario de las hadas nos sumerge en el diario íntimo de un eminente botánico ruso, Aleksandr Bogdanovitch, miembro del Gabinete de Ciencias Ocultas, a quien Rasputin encomendó la misión de descubrir el elixir de la inmortalidad. Sus investigaciones lo llevarán al bosque de Broceliande, famoso por sus plantas medicinales y leyendas.
Mito o realidad, lo que descubre en ese bosque revolucionará sus convicciones y su vida para siempre.

Su valiosa investigación, ilustrada con fotografías, retratos, correspondencia y testimonios, es fascinante y nos atrae irremediablemente a ese mágico universo."

Algo que decir: 

"Aquellos que sueñan de día comprenden muchas cosas que escapan a los que sueñan solo de noche." -Edgar Allan Poe-

Nos encontramos ante uno de esos tomos maravillosos: destacables y ampliamente recomendables por su contenido tanto como por su edición, a los que recientemente nos viene acostumbrando Editorial Edelvives.


Escrito y bellísimamente ilustrado por Benjamin Lacombe; coescrito por otro grande, Sébastien Perez. El Herbario de las Hadas supone un compendio de imágenes, bocetos, fotografías, cartas y documentos diversos sobre la investigación y diario personal del botánico Aleksandr Bogdanovitch, partiendo de su llegada a los misteriosos bosques de Brocelindae (Francia) enviado por el mismísimo Rasputín en pos de crear el elixir de la vida eterna, durante su hallazgo y estudio de las diminutas criaturas que habitan en el interior de diversas plantas locales y, finalmente, camino a su declive y posterior desaparición.
La historia de Aleksandr está velada por la niebla del misterio y las medias verdades: figura éste un retazo de que éste llegara a componer sobre sus andaduras en el tiempo que duró la investigación, un documento realizado a partir de recopilar los primeros apuntes que fueron enviados al Gabinete de Ciencias Ocultas ruso en forma de informe sobre la evolución del proyecto, así como de las cartas, misivas, y de alguna fotografía documental relacionadas con el caso.




El Herbario de las Hadas supone una obra de culto, que mezcla realidad y ficción en su justa medida consiguiendo difuminar la certeza de discernir entre ellas. Una narración que combina al mismo tiempo el más absoluto rigor científico con las impresiones más personales del protagonista y narrador, acompañadas de maravillosas ilustraciones de la mano del genial Lacombe en una edición de tapa dura que incorpora en su interior páginas de trasparencias y otras recortadas donde es el vacío el que dibuja una imagen a través de la cual se vislumbra la siguiente. Detalle cuidado al milímetro: una obra maestra apta para todos los públicos y que no dejará a nadie indiferente.

Es la primera reseña que hago a un libro ilustrado, y realmente desconozco el porqué, ya que cuento con una nada despreciable colección de títulos de éste estilo... son libros generalmente poco extensos que además, al combinar la letra con imágenes se resultan muy amenos y veloces de consumir, de modo que en épocas como la que paso, en que me falta tiempo para leer mucha novela como tal, veo que la novela gráfica podría ser la solución.

Para hacer boca (fragmento extraído de una página al azar):
“…
Mi pequeño espécimen, que he bautizado con el nombre de Pilularia animans, acaba de recurrir a un subterfugio frecuente en algunos mamíferos para evitar que los devoren: se hace el muerto.
Cuando he vuelto a introducirlo en el frasco donde guardo la pilularia, ha dado un salto y se ha refugiado entre las raíces de la planta.
..."