Algo que leer: Rotten: no Irish, no Blacks, no Dogs

diumenge, 20 de març de 2011


Título: Rotten: no Irish, no Blacks, no Dogs.
Autor: Lydon, John. Con la colaboración de Keith y Kent Zimmerman.
Editorial: Acuarela Libros
Primera Edición: Noviembre de 2007
Traducción: Tomás González Cobos y José Elías Rodríguez Cañas
Prólogo: César Estabiel
Número de páginas: 389
Género: Autobiográfico
ISBN: 9788477741930

Sinopsis: 
El libro que tienes entre manos no es una historia del punk. La autobiografía de John Lydon, cantante de los Sex Pistols, revela más bien la idea de algo que pudo ser y no fue; los mimbres de una revolución imposible que, sin embargo, durante un instante de 1976 lograron prender en algún compartimento de la conciencia juvenil. Este libro sitúa su epicentro en esa explosión instantánea que desató el grupo británico y, describiendo una onda expansiva que pronto desvió su trayectoria gracias a la ambición o la estupidez de muchos de sus artífices, nos invita a imaginar "otro punk". Porque, más que la historia de Sex Pistols, Rotten: No Irish, No Blacks, No Dogs expone las instrucciones de una manera de vida, redactadas a fogonazos, con tanta aportación del cerebro como del corazón y sin un plan maestro detrás. Mientras nos seguimos preguntando año tras año qué es el punk, John Lydon prefirió responder a esta generalidad casi abstracta sin dar una respuesta. Para ello rescató de la casa de sus padres el álbum de fotos familiar y desde allí comenzó el recorrido de su particular visión de ese periodo de mediados de los setenta en que las calles de Londres se convirtieron en batallas campales, cuando no en estrafalarios circos no aptos para niños.”

Algo que decir: 
Tengo la bonita (o no tanto) costumbre de leer biografías de músicos y cantantes, me gusta conocer un poco más allá de lo que suena por ahí y, si dicha biografía viene directamente de boca de los mismos componentes o “personajes” individuales, muchísimo mejor.
Rotten: no Irish, no Blaks, no Dogs es un claro ejemplo de buena autobiografía: ensalza la figura de John Lydon (aka Johnny Rotten) como sólo él mismo podría hacerlo, contando desde su particular punto de vista el nacimiento, auge y caída de los Sex Pistols, así como profundizando en demás detalles aparentemente triviales pero incluso más interesantes como son su misma infancia y adolescencia, sus relaciones familiares y sociales, su ideología más allá de lo que se ha terminado entendiendo de puertas para afuera como ideología y movimiento punk o, finiquitados los Pistols, sus primeros pasos junto a PiL (Public Image Limited).

A uno puede gustarle más o menos todo el personaje que es John Lydon (y ES un gran personaje, desdeluego) a mí particularmente me gusta, siempre me ha caído simpático y, dentro de los Pistols y de toda la trama que los rodea, me parece cuanto menos elocuente; si bien debo admitir que, especialmente después de leerme su bio, estoy más segura que nunca que el ego de este pobre diablo es inconmensurablemente grande, y que más que mentir o inventarse cosas: se lo hace venir bien en todo momento para quedar como el puto amo.
A mí personalmente, me ha gustado mucho este libro. Como biografía me ha parecido muy completo porque no sólo se centra, como ya cito más arriba, en lo que ya quien más quien menos conocemos (y que es su carrera junto a los fugaces Pistols) sino que profundiza mucho en otros temas desde su vida personal al marco político-social de la época, o los inicios y evolución del movimiento conocido como Punk. Está bien, también, que incluye muchiiisimos fragmentos y testimonios de otra gente de la época: Caroline Coon, John Gray, el resto de Pistols (Paul y Steve básicamente), Chrissie Hynde, Don Letts enfin, muchos; que dan una visión paralela y no siempre parecida a la suya de los hechos: entre ellos se entrecruzan, se llevan la contraria, se corrigen o se apoyan a la hora de contar una historia que no todos vivieron de la misma forma.
Yo sinceramente: es una lectura que recomiendo MUCHO. Con una encuadernación cucota que sigue la estética del primer (yo siempre he dicho que realmente es el único) álbum de estudio de los Pistols: Never Mind the Bollocks, Here’s the Sex Pistols con portadilla estilo “nota de secuestro con letras recortadas estilo periódico contorneadas en fucsia sobre fondo amarillo cegador”, formato 17x17 cm muy atractivo pero, por desgracia, una encuadernación bastante nefasta: al mío se le desencolaron las tapas al cabo de 4 días se las he vuelto a encolar, pero no deja de hincharme los ovarios porque estos no son libros baratos como para que tenga que andar una haciendo collage con ellos.

Para hacer boca (fragmento extraído de una página al azar):
“John no me interesó nada cuando nos vimos por primera vez. Lo conocí porque Ariana, mi hija, era tan fan de John que formó un grupo de punk llamado Slits con catorce años. Todas las Slits estaban locas por John. En 1977 Ariana se subió  al escenario en un concierto de los Pistols en Soho, fue corriendo hacia John, le dijo: “Eres el mejor” y le dio un beso.
La primera vez que vi a los Pistols fue en el 100 Club. Me parecieron horrorosos. Steve tocaba la guitarra como los Who y la voz gritona de John sonaba muy rara. Aquel rock & roll estridente hacía daño a los oídos.”
(Nora)

Algo que Ver: Daft Punk: Electroma

dissabte, 19 de març de 2011



Título: Daft Punk’s Electroma
Año: 2006 (Festival de Cannes), 2007 (Francia)
País: Francia / EUA
Género: ...complicado
Duración: 74 minutos
Director: Daft Punk
Productor: Paul Hahn
Escrita por: Thomas Bangalter, Guy-Manuel de Homem-Christo, Paul Hahn, Cédric Hervet
Reparto: Peter Hurteau, Michael Reich
Banda sonora: Brian Eno

Sinopsis:
“Daft Punk’s Electroma es una película dirigida por el dueto francés Daft Punk; estrenada en Mayo del 2006 durante el Festival de Cannes y presentado “oficialmente” en Francia en Marzo de 2007. Curiosamente, la música de la película no corresponde a la banda, como era el caso en sus producciones cinematográficas previas D.A.F.T. e Interstella 5555.
La trama gira alrededor del intento de dos robots (los miembros de la banda Daft Punk, interpretados por Peter Hurteau y Michael Reich) de convertirse en humanos.”

Algo que decir:
En realidad, hoy quería escribir una entrada de Algo que leer porque "tocaba", porque la mayoría de las entradas que he hecho son de cine y hay que repartirse, pero anoche me topé con esto y no he podido evitar dedicarle la actualización de hoy.

A ver, primero de todo... a mí, a título personal, me pareció una broma de película. Es decir: no es que me gustara o me disgustara, es que me dejó TAN fría! Terminé y pensé: “he perdido una hora y pico de mi vida”.
En realidad está bien, porque supone una oportunidad para decir “mejor no”, para variar, a algo dentro de Algo que ver, no vaya a parecer que me gusta cualquier cosa tampoco. No se trata de una película horrenda, ni de mal gusto, ni nada de nada, pero sencillamente yo considero que sus 74 minutos de duración podrían haberse reducido a 10, 15 a lo sumo, y haber contado lo mismo de forma un poco más ágil y soportable... es más: de ser así cortita, más concentrada, creo que me habría gustado bastante, porque así tal cual sinceramente: me costó horrores verla entera porque aquello no se terminaba nunca, y confieso que a ratos ni siquiera miraba a la película y estaba hablando por msn, cosa que no hago NUNCA cuando veo películas.
Electroma no tiene diálogos: bien, el cine mudo no es necesariamente malo (de hecho hay cine mudo muy bueno)… pero es que apenas tiene música tampoco! Suena algo de música en momentos aislados, pero no creáis: un buen 50% de la película transcurre en absoluto silencio, llenando minutos enteros del tirón con imágenes de paisajes más o menos desérticos, con imágenes de los dos protagonistas caminando por dichos parajes, o contemplándose lánguidamente el uno al otro. A mí me han gustado algunos momentos clave de la película, que creo que estaban rodados de forma muy original y por eso me ganan, pero salvo ese poquito… no creo que ninguna película sea una absoluta pérdida de tiempo, de una forma u otra uno se enriquece y todo es cultura (bueno), pero realmente creo que podría haber pasado mi tiempo enriqueciéndome con algo un poco más movidito y menos soporífero.

A ver, es complicado hacer una reseña un poco más detallada sobre ella sin hacer ¿espóiler? Sobre la poquísima trama que tiene, así que si queréis saber así un poco más de qué va (aunque realmente, no es mucho más de lo que ya pone en la sinopsis…) tendréis que verla, aunque os recomiendo hacerlo bien despiertos, con un par de cafés o algo porque lentita, es. Bueno... podéis echarle un ojo a ésta reseña que encontré anoche y que, aunque un poco (vale: muy) soez me pareció graciosa y es, cuanto menos, muy descriptiva sobre el desarrollo de la historia. Eso sí: si la leéis, ya no vale mucho la pena ver la película porque lo poco que pasa ya lo sabréis todo, y os desvela la gran WTF-sorpresa.
Y en fin, como conclusión; no sé si es eso lo que pretendían transmitir estos señores con Electroma, pero el mensaje que yo he sacado (si es que realmente hay mensaje alguno, que eso espero porque si no… me ofendo),seria algo así como “Si eres distinto al resto, o te adaptas o te borras; pero ni sueñes con que te acepten”.

Para hacer boca:

Algo que escuchar: Gorillaz

divendres, 18 de març de 2011

Nombre: Gorillaz
Origen: Essex, Londres, Inglaterra
Género: Rock alternativo, trip hop, rock electrónico, rap alternativo.
Periodo(s) de actividad: 1998 – actualidad
Discografía(s): Parlophone, Virgin, EMI
Artistas relacionados: Blur; The Good, the Bad and the Queen; The Clash; Del Tha Funkee; Homosapien; MF DOOM; De La Soul; Snoop Dog, Mos Def
Miembros: Damon Albarn, Jamie Hewlett
Sitio web: www.gorillaz.com

Entrando en materia:  
Gorillaz es un proyecto musical británico creado en1998 por Damon Albarn de la banda de rock alternativo Blur, que utiliza caricaturas para efectos de publicidad. La "banda virtual" que representa al proyecto fue creada por Jamie Hewlett, co-creador del comic book Tank Girl en Essex, Londres, Inglaterra. Un día mientras miraba MTV, Hewlett tuvo la idea de crear la banda; en una entrevista comentó: “Si alguien mira la MTV durante demasiado tiempo, podrá darse cuenta que es como el inferno — no hay nada entretenido allí. Así tuve la idea de crear una banda de dibujos animados con Albarn».
Gorillaz está representado por cuatro personajes de dibujos animados: 2D, Murdoc, Noodle y Russell. Son usados para el material promocional, como en las portadas de discos, en carteles y en los conciertos, donde se utilizan hologramas de los personajes. La música del grupo siempre cuenta con colaboraciones de diversos artistas; Albarn es el único colaborador permanente. Su música ha sido considerada como una mezcla de hip hop, electrónica, dub y pop. Gorillaz ha lanzado cuatro álbumes de estudio con las compañías discográficas Parlophone y Virgin: Gorillaz en 2001, Demon Days en 2005, Plastic Beach en 2010 y The Fall en 2011.

Estilo musical y evolución:  
Gorillaz fue creado por Damon Albarn, Jamie Hewlett y el productor Dan “The Automator” Nakamura. Damon Albarn de voz a 2-D, mientras que el resto de voces pertenecen a otros muchos artistas que colaboran con la banda, entre los cuales destacan Miho Hatori (de Cibo Matto),Tina Weymouth y Chriz Franz (de Talking Heads), Kid Koala (de Coldcut) e Ibrahim Ferrer (integrante del Buenavista Social Club).

Definida como Dark Pop, y Zombie Hip-hop por sus creadores, la música de Gorillaz pertenece en su amplia mayoría a Nakamura, aunque se nota la influencia musical de Blur en casi todo el disco gracias a Damon Albarn.
El abanico de estilos musicales de la banda es amplio y va desde el hip-hop americano más antiguo (Gorillaz ha cogido los beats típicos de la música negra de finales de siglo XX y le ha añadido melodías pop), el breakbeat, brit-pop (melodías pegajosas y guitarras poderosas; influencia de Damon Albam), ambient, música latina, reggae, punk (Gorillaz ha sabido captar algunos momentos de los primeros discos de la banda de Strummer y cía. También se han quedado con la rebeldía y el gamberrismo, dos características importantísimas en la imagen y la música del grupo), trip hop y rock indie entre otros.
Como se puede ver en el documental Bananaz (2009), Damon Albarn y Jamie Hewlett afirman durante una entrevista en una radio que el grupo nace con la idea de burlar toda la "basura" que se puede ver en la MTV. Esta es una de las razones por la cual el grupo roza tantos estilos, siendo la mayoría de ellos los protagonistas de dicha cadena de televisión (Electropop o Hip-hop).

Algo que decir: 
Gorillaz, otro buen “grupo” que pararse a escucha.
Llevo algunos días de un espesor insoportable, no voy a engañar a nadie: me ha costado horrores decidirme sobre qué o quién escribir hoy y, al final, me decanté por hacer una reseña musical porque me pareció que no sería necesario pensar tanto para ello (mentira: mentira todo).

Gorillaz es un grupo que conozco desde hace… no sé, muchos años. No me atrevería a decir que lo sigo desde sus inicios ya que probablemente no sería del todo cierto, además su actividad aunque continua ha sido bastante intermitente durante todos estos años (hecho, creo, propiciado por el que no se trate de una banda física, sino de una especie de… teatro); lo cierto es que inicialmente y durante los primeros años fui más fan de Gorillaz por las ilustraciones de Jamie Hewlett que por la música en sí: Hewlett tiene un estilo muy particular y, para mí, muy atractivo… el caso es que no sé en qué momento ni cómo ni por qué me empecé a interesar más por el tema musical pero, ahí está y vale mucho la pena: como cito más arriba en la descripción del grupo y de su estilo, se trata de una mezcla de muuuchos estilos musicales, un tipo de música muy rica instrumentalmente y con ritmos muy variados, perfecta tanto para escucharla a toda leche y cantar, bailar, o hacer el mongui; e igualmente perfecta para ponérsela flojita de fondo mientras estudias o te dedicas a una actividad tranquila que requiera centrar tu atención en algo más aparte de la música.

Yo los recomiendo mucho, creo que son una de esas bandas que gustan a todo el mundo que se pare a escucharlos, porque tienen cosas tan variadas que es prácticamente imposible que no te guste ninguna. Como mucho, puedes decir que no te gusta una canción concreta porque no es de tu rollo, pero probablemente la siguiente te entre mejor.

Para hacer boca: